Público
Público

Micheletti impone un 'estado de sitio' para frenar la resistencia

El Gobierno golpista endurece las medidas represivas para evitar la concentración de seguidores de Zelaya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En medio de un auténtico estado de sitio y bajo severas medidas de represión, impuestas por el régimen de facto de Roberto Micheletti, la resistencia hondureña continuaba este fin de semana el éxodo hacia la frontera con Nicaragua para recibir al presidente constitucional, Manuel Zelaya.

Desde el pasado viernes, cuando Zelaya entró unos metros en suelo hondureño, estudiantes universitarios, obreros, indígenas y dirigentes populares se trasladan por las carreteraen automóviles y luego caminan por las montañas.

'Nosotros salimos de Tegucigalpa el viernes y llegamos anoche (sábado) a Ocotal. En Honduras, la Policía nos quiso detener en un control. Después, bajo la lluvia, caminamos por las montañas durante siete horas', dijo a Público Silvia Ayala, una de las pocas diputadas del Congreso Nacional que respalda al presidente.Ayala, antes de entrar en territorio nicaragüense, acompañó a Xiomara de Zelaya, esposa del mandatario, a quien los militares le han obstaculizado el libre tránsito hacia la frontera para reencontrarse con su marido.A las 12.00 horas del viernes anterior, el Gobierno golpista impuso un estado de sitio disfrazado de 'toque de queda', que debía concluir en la medianoche del domingo, si no decidía decretaruna nueva ampliación.

Cesar Ham, otro diputado que apoya al presidente, también viajó desde Tegucigalpa hasta Ocotal (226 kilómetros al norte de Managua) para organizar el regreso de Zelaya.'El presidente tiene energías y está al 100%. No se dará por vencido y tiene el compromiso de volver a Honduras para restaurar el orden constitucional y expulsar a los golpistas que han convertido la democracia en dictadura', dijo a Público Ham, quien había conversado recientemente con Zelaya.

Declaradas en situación de insurrección, centenares de personas desafiaban el estado de sitio (de 60 horas continuas) y caminaban por las carreteras del fronterizo departamento de El Paraíso con el objetivo de llegar a la aduana Las Manos, donde la resistencia, bajo la dirección de presidente, ha instalado un campamento.

En San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante, el Frente Nacional Contra el Golpe de Estado recolectaba ayer agua y alimentos que enviará en camiones a la frontera en ambulancias de la Cruz Roja. Las carreteras fronterizas estaban ayer atestadas de camiones transportando mercancías que se encuentran bloqueados a causa del bloqueo militar.