Público
Público

Mohamed VI llama a "afrontar la escalada bélica" de adversarios de Marruecos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El monarca Mohamed VI de Marruecos afirmó hoy que ha llegado la hora de afrontar "con toda la firmeza necesaria la escalada bélica" de los "adversarios de la integridad territorial" y se mostró dispuesto a no "renunciar ni a un grano de arena" del Sahara Occidental.

En un discurso con motivo del 34 aniversario de la Marcha Verde, tras la cual Marruecos se anexionó ese territorio, consideró que los opositores al plan de autonomía marroquí han fomentado "un plan de conspiración recurriendo, entre otras estratagemas, a la extorsión, las presiones, la provocación y la perversión del espíritu de la legalidad internacional".

"Ha llegado el momento de que todas las autoridades públicas redoblen la vigilancia y la movilización para contrarrestar, con la fuerza de la ley, todo atentado contra la soberanía de la nación, así como de preservar, con toda la firmeza requerida, la seguridad, la estabilidad y el orden público", apuntó en su alocución.

Para Mohamed VI, "no hay lugar para la ambigüedad: o el ciudadano es marroquí, o no lo es. (...) O se es patriota o se es traidor. No hay término medio entre el patriotismo y la traición".

El monarca dijo a los "enemigos" de la integridad territorial que "saben mejor que ninguno que el Sahara es una causa crucial para el pueblo marroquí", así como que haciendo de esa cuestión "la piedra angular de su estrategia bélica, confirman que son el verdadero protagonista en este conflicto artificial".

Añadió que "Marruecos rechaza prestarse a una demagogia sobre los derechos humanos, sobre todo por parte de regímenes y de grupos fundados en la negación y violación de los mismos", que a su juicio se sirven de la explotación "de la situación inhumana" en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia).

El monarca indicó que tanto Argelia como los organismos internacionales "deben asumir su responsabilidad para garantizar a esos conciudadanos una protección efectiva", lo que según él requiere el censo de esas personas y "el respeto de su dignidad y de la facultad de ejercer su derecho natural a la circulación y al libre retorno a su patria, Marruecos".

Y "con el mismo apego a la legalidad internacional", mostró la disposición de entablar "conversaciones serias (...) para encontrar una solución política consensuada, realista y definitiva" al conflicto, "sobre la base de la proposición de autonomía y en el marco de la soberanía del Reino, de su unidad nacional e integridad territorial".

Asimismo, en la línea con lo anunciado el año pasado, cuando propuso una iniciativa para una "regionalización avanzada y gradual" del país, que afectará en primer lugar al disputado territorio del Sahara Occidental, dejó constancia de la voluntad de "imprimir una nueva dinámica al espíritu de la Marcha Verde".

Mohamed VI subrayó la necesidad de "beneficiar a las provincias saharianas del plan de regionalización", así como de que el Gobierno haga de esas provincias un modelo de descentralización y de buena gobernanza local".

Dentro de la puesta en marcha de un "plan integrado y basado en torno a cinco orientaciones mayores", destacó la reestructuración del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara (CORCAS), para reforzar su representatividad, y la revisión del campo de acción de la Agencia de Desarrollo de ese territorio.

Igualmente, sostuvo el deber de trabajar para que "todas las instancias políticas, sindicales, asociativas y mediáticas" asuman la responsabilidad que les corresponde en materia de "arraigamiento de los valores de patriotismo y de ciudadanía efectiva" a los ciudadanos.