Público
Público

Monti inicia las liberalizaciones con protestas

Quejas de taxistas, abogados y farmacias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si el programa de ajustes de 30.000 millones de euros aprobado en diciembre fue recibido con protestas masivas y manifestaciones en la calle, el plan liberalizador del primer ministro italiano, Mario Monti, no ha tenido mejor acogida. Sobre todo por parte de los taxistas, que desde hace una semana se concentran en masa frente al Palazzo Chigi, sede del Gobierno en Roma, y tienen tomado el Circo Massimo tratando de frenar la liberalización del servicio. Se podría decir que tras el decreto aprobado hoy por el Consejo de Ministros tras una reunión de más de ocho horas, la situación es de empate técnico.

'He podido escuchar desde mi despacho que este es un tema de bastante actualidad', dijo Monti con ironía. El Ejecutivo tuvo que dar marcha atrás y decidió confiar a la nueva Autoridad para el Transporte un estudio más concreto de las necesidades de cada ciudad. 'Hemos analizado las protestas y hemos recogido uno de sus razonamientos: la concentración de licencias en una sola persona puede llevar a una posición dominante, por eso la hemos eliminado del decreto', dijo el subsecretario Antonio Catriccalà.

Otro sector descontento es el de los farmacéuticos, que ya frustró el intento de Monti, antes de Navidad, de introducir liberalizaciones en el plan de ajuste. Hoy, el Gobierno anunció la apertura de 5.000 establecimientos más (hay poco más de 13.000 ahora), aumento de los horarios de apertura y descuentos en los medicamentos sin receta. El sindicato FederFarma anunció hoy una jornada de huelga: 'El Gobierno pretende destruir la red de farmacias'.

Los abogados también hablaron de una huelga en febrero contra lo que consideran la 'demolición del sistema'. El decreto prevé, por una parte, la apertura de un concurso para aumentar en 500 el número de notarios. Por otra, se creará un Tribunal de Empresa para agilizar los contenciosos administrativos y acelerar las licencias. Además, los menores de 35 años podrán crear su propio negocio con un capital de un euro con ayuda de un nuevo ente. Asimismo, se eliminan las tarifas profesionales mínimas y máximas que los profesionales pueden exigir a un cliente.

Estas medidas, las más criticadas junto al aumento de las gasolineras, se unen a una batería de reformas que, según Monti, pueden hacer crecer el PIB un 10%, como, la apertura de los mercados de gas y carburantes y más libertad de precios y horarios de trabajo.

Por fin, el ministro de Infraestructuras, Corrado Passera, anunció la inversión de 5.000 millones de euros en carreteras y transportes y la suspensión de la adjudicación de frecuencias televisivas que Silvio Berlusconi dejó cerrada antes de dimitir y que favorecía a Mediaset y la Rai.