Público
Público

La morosidad del crédito sube al 5,66 por ciento, su nivel más alto desde enero de 1996

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La morosidad del crédito concedido por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito subió de nuevo en octubre, tras caer ligeramente en septiembre, y se situó en el 5,66%, su mayor nivel desde enero de 1996.

Según los datos provisionales publicados hoy por el Banco de España, la cifra absoluta de impagos del sistema financiero español se mantuvo en octubre por encima de 100.000 millones de euros, en 103.685 millones.

Por tipos de entidades, la mora más alta corresponde a los establecimientos financieros, con el 10,29%.

Los bancos volvieron a adelantar a las cajas de ahorros en tasa de mora, lo que no ocurría desde junio de este año, al situar su morosidad en el 5,80% frente al 5,49% de aquellas, en tanto que las cooperativas se situaban en el 4,45%.

Los datos del Banco de españa indican que la cartera crediticia global alcanzó en octubre 1.829 billones de euros, por debajo de los 1.843 billones de septiembre, pero ligeramente por encima de los 1.825 billones de agosto.

La morosidad de los bancos se disparó en octubre, como ya ocurriera en septiembre, y se situó en el 5,80% para una cartera crediticia de 825.108 millones de euros, inferior a los 836.105 del mes anterior, cuando la mora se situó en el 5,58%.

De esos más de 825.000 millones de euros, más de la mitad, hasta 47.879, eran dudosos.

Las cajas de ahorros, por el contrario, vieron como en octubre se reducía tanto su cartera crediticia, hasta 848.168 millones de euros, como el volumen de dudosos, que se situó en 46.610 millones de euros, así como su tasa de mora, que cayó al 5,49% desde el 5,69% de septiembre.

La morosidad de las cooperativas de crédito subió en octubre hasta el 4,55% desde el 4,40% anterior, ya que aunque su cartera crediticia apenas creció -hasta 96.960 millones desde los 96.817 de septiembre- el volumen de créditos dudosos aumentó hasta 4.320 desde los 4.267.

Los establecimientos financieros de crédito mantuvieron estable en el 10,29% la morosidad de sus créditos, para una cartera de 41.227 millones de euros de los cuales 4.246 millones eran dudosos.

Las entidades financieras clasifican sus créditos dudosos cuando su titular, sea un particular o una empresa, acumula tres meses consecutivos de impagos, como establece la legislación vigente.