Público
Público

"Cuando nadie os vea, dais una patada en la boca, que para eso os da las botas la Policía"

El Sindicato Unificado de Policía denuncia que un mando de la Unidad de Prevención y Reacción pide a sus subordinados que se empleen con brutalidad: "Aquí menos reducciones y más saco"

Publicidad
Media: 3.91
Votos: 45
Comentarios:

Un mando de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Canarias exige a sus agentes que se empleen con brutalidad en sus actuaciones, los expone a riesgos innecesarios y amedrenta a todo aquel subordinado que se oponga a estos métodos, ha denunciado el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

En una clase de instrucción de Defensa Personal, este oficial, Jefe del Grupo II de la UPR, llegó a pedir: "Miráis, y cuando nadie os vea le dais una patada en la boca, que para eso os da las botas las DGP [Dirección General de Policía]" o “aquí menos defensa y reducciones y más saco”. 

El SUP, mayoritario en el cuerpo, ha revelado los hechos en un comunicado, en el que denuncia "la pasividad de los mandos policiales de la Provincia de Las Palmas ante las actuaciones" de este mando, con rango de inspector.

El SUP lo acusa de poner en peligro a ciudadanos y agentes con "decisiones temerarias"

El SUP también lo acusa de poner en peligro tanto a ciudadanos como a los propios agentes con "decisiones temerarias" en las operaciones policiales. Entre ellas, le atribuye "ordenar pasar por delante de una vivienda donde, al parecer, se encontraba atrincherado un individuo con varias armas de fuego".

En otra ocasión, "ante la amenaza de un paquete sospechoso", recriminó un “exceso de diligencia” a los agentes, abroncándolos por estar "asustados". Él, por su parte, y siempre según la versión que ha dado a conocer el SUP, presumió que de haber estado presente habría dado "una patada a la mochila" para terminar el problema. Esto supone una violación de "todos los protocolos de seguridad".

"La DGP mira hacia otro lado"

En una conversación con este medio, el portavoz del SUP Ramón Cosió ha lamentado que la DGP y el jefe de Brigada de Canarias hayan "restado importancia" a los hechos, "mirando hacia otro lado". "Si no se toman medidas, si no se le abre expediente, lo que sucede es que al final se le refuerza en su comportamiento", ha lamentado Cosió.

"No tenéis cojones", "los hombres se visten por los pies" o "no tenéis hombría", increpa a los subordinados que se oponen a él

La DGP, por su parte, ha informado de que los hechos constituyen una falta leve, que en todo caso ya ha prescrito. "Nosotros no consideramos que suponga una falta leve —asevera en este caso el secretario del SUP en Canarias, José Luis Guedes— y si ha prescrito es porque ellos han dejado que lo hiciera, porque las quejas se produjeron el primer día. Nos hemos cansado de hacer escritos".

La impunidad de este inspector "genera indefensión en toda la gente que esta a su mando", explica Cosió a Público, haciendo referencia a los improperios que les ha dirigido en los 10 meses que lleva al mando de la unidad: "No tenéis cojones", "los hombres se visten por los pies" o "no tenéis hombría" son expresiones con las que ha increpado a los subordinados que se han opuesto a sus métodos.

El SUP ha explicado que este caso es "excepcional", pero ante la "ineficacia" que ha demostrado el conducto reglamentario interno, no descarta emprender acciones judiciales contra el inspector. 

Rectificación:

Debido a un error, en una versión anterior de este artículo publicamos una imagen que en nada se correspondía con el contenido del texto y fue retirada en cuanto tuvimos información sobre ello. La imagen presentaba a agentes de la UPR de Córdoba, que nada tienen que ver con el contenido de este reportaje. Pedimos disculpas.