Público
Público

Obama condena el "atroz" ataque terrorista contra una mezquita en Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EE.UU., Barack Obama, condenó hoy el "atroz" y "vergonzoso" atentado suicida contra una mezquita en la localidad iraní de Chabahar, cerca de la frontera con Afganistán y Pakistán, en la que murieron al menos 38 personas.

"Condeno enérgicamente el ataque terrorista atroz contra una mezquita en Chabahar", dijo el presidente en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

El ataque se produjo hoy durante las celebraciones del Ashura, la fiesta más sagrada del chiísmo. Además de los 38 muertos que se han reportado, más de medio centenar de personas resultaron heridas.

"El asesinato de civiles inocentes en su lugar de culto durante la Ashura es un acto despreciable y los que lo llevaron a cabo deben rendir cuentas", dijo Obama que calificó el atentado como un acto "vergonzoso" y "cobarde".

El presidente señaló que este ataque demuestra que el terrorismo "no respeta las fronteras religiosas, políticas o nacionales" y reiteró que Estados Unidos condena todos los actos de terrorismo dondequiera que se produzcan.

Estados Unidos e Irán no tienen relaciones diplomáticas desde 1980 y mantienen fuertes diferencias por asuntos como el programa nuclear iraní que Teherán defiende es con fines pacíficos pero Washington sospecha que persigue conseguir un arma nuclear.

Obama envió su solidaridad a las familias de los fallecidos y heridos, que extendió a todo el pueblo iraní.

"Juntos, los pueblos del mundo deben condenar y oponerse a todas las formas de terrorismo y apoyar el derecho universal de los hombres de vivir libres y sin miedo a esta violencia sin sentido", agregó.

Las autoridades locales iraníes han advertido de que el número de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas ya que algunos de los heridos están extremadamente graves y los servicios de emergencias continúan trabajando en el terreno.

La provincia de Sistán Baluchistán, en la que se encuentra Chabahar, fue escenario el pasado año de los dos atentados más graves perpetrados en Irán en las dos últimas décadas.

En octubre de 2009, un total de 42 personas, entre ellas dos altos mandos y quince oficiales de la Guardia Revolucionaria, cuerpo de elite de las Fuerzas de Seguridad iraníes, perdieron la vida en un ataque suicida junto a la frontera con Afganistán.

En mayo de ese mismo año, al menos 25 murieron en un atentado suicida perpetrado en el interior de una mezquita de Zahedan, una de las dos capitales de Sistán Baluchistán.

En la región actúa el grupo rebelde suní "Yundulá" (Ejército de Dios), cuyo líder fue capturado el pasado mes de febrero y ejecutado meses después por las autoridades iraníes.