Público
Público

Un obispo irlandés renuncia por el escándalo de los abusos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un obispo criticado por su gestión de las denuncias de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes en una diócesis de Dublín ha renunciado a su cargo, informó el jueves el Vaticano.

El Vaticano dijo que el Papa Benedicto XVI había aceptado la dimisión del obispo Donal Murray.

Se trata del primer obispo irlandés que renuncia tras la publicación el mes pasado de un informe que aseguraba que líderes de la Iglesia del país mayoritariamente católico encubrieron abusos generalizados de menores por parte de sacerdotes durante 30 años.

El comunicado del Vaticano no menciona el escándalo, pero dice que el Papa había aceptado la dimisión de Murray según una cláusula de la Ley del Canon que exige a los obispos que abandonen el cargo si no pueden cumplir con sus obligaciones "por una razón grave".

Irlanda quedó conmocionada con la publicación del informe Murphy, que afirmaba que la Iglesia había ocultado "de forma obsesiva" los abusos a niños en la archidiócesis de Dublín desde 1975 a 2004.

Murray fue durante 14 años, hasta 1996, obispo auxiliar de la archidiócesis de Dublín, antes de ser destinado a la diócesis de Limerick.

entre ellos Murray - "abordaron de forma particularmente mal esas quejas".

Añadió que la archidiócesis había estado más preocupada por proteger la reputación de la Iglesia que de salvaguardar el bienestar de los niños.

Murray "no abordó adecuadamente" las sospechas y preocupaciones expresadas en relación con un sacerdote, el padre Tom Naughton, en 1983, dijo el informe.

Un tiempo después, las pruebas de los abusos de Naughton surgieron en otra parroquia.

"El fallo de Murray de no reinvestigar las sospechas anteriores fue inexcusable", dijo el texto.

Los líderes de la Iglesia irlandesa se reunieron la semana pasada con el Papa y dijeron que el escándalo sacudiría la Iglesia irlandesa. El Papa expresó su vergüenza sobre este asunto.