Público
Público

La OCDE amplia la ofensiva internacional contra el soborno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OCDE abrió el miércoles un nuevo frente en una campaña de una década contra el soborno en negocios internacionales, diciendo que ahora se dirigirá contra los "pagos de facilitación" que están prohibidos en teoría, pero abundan en la realidad.

Sólo las empresas de transporte tienen que pagar a menudo miles de dólares en sobornos para recuperar los contenedores que van "perdiendo" en los puertos de los países pobres, dijo Mark Pieth, jefe del comité anti-sobornos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico.

"No estamos diciendo que vamos a procesar a todo el que paga 10 dólares para pasar un control de carretera en Yemen", dijo Pieth en una entrevista telefónica tras el anuncio de la OCDE de nuevas medidas contra el soborno, contra el que se lleva luchando diez años.

No obstante, es vital que las empresas en los 38 países que forman parte de la convención hagan más para eliminar una práctica que aunque es difícil de calcular su coste es una "verdadera molestia", dijo, mientras los dirigentes se reunían en París para conmemorar el 10º aniversario de la convención.

"No es un crimen sin víctimas", dijo el secretario de Comercio de EEUU Gary Locke en un vídeo conectado a la reunión de París. "No es sólo engrasar las ruedas de los negocios. Se trata de un engaño a las personas de estos países".

"Los sobornos en el extranjero siguen siendo un obstáculo importante para la creación de una economía mundial más fuerte, más limpia y más justa", añadió el jefe de la OCDE Ángel Gurria.

Los añadidos a la convención de la OCDE urgieron a los gobiernos y empresas a acabar con dichos pagos y declararlos en sus libros cuando ocurran pero no prohibirlos de plano o criminalizarlos.

Para más detalles, haga click on http://www.oecd.org/dataoecd/11/40/44176910.pdf.

La esperanza es, explicó Pieth, que la mayor publicidad y atención prestada a la cuestión alentará a las empresas a hacer más para evitar esta práctica, estrechando el cerco a los sobornos que a menudo suponen millones de dólares a empresas particulares en algunos países de África.

"Estamos tratando de hacer frente (al soborno) en el lado de la oferta", dijo, refiriéndose a la necesidad de animar a las compañías en las mayoría de los países ricos de la OCDE así como de otros países que firmaron la convención, y no sólo en los países receptores.

Los dirigentes de la OCDE explicaron que esos pagos prohibidos, pero las empresas que se ven implicadas en tales sobornos corren a menudo pocos riesgos de persecución.

En Estados Unidos, las empresas corren riesgo si participan en sobornos en serie, anotó.