Público
Público

Ofrecen un viaje en avión privado a una isla desierta para celebrar San Valentín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una empresa especializada en servicios de gran lujo ofrece entre sus múltiples opciones un paquete para celebrar San Valentín en el que se incluye el alquiler de un coche descapotable de alta gama y un viaje en avión privado a una isla paradisiaca, todo ello aderezado con joyas y productos de belleza.

Este viaje, sólo apto para multimillonarios, supera los 350.000 euros y está diseñado "a la carta" para uno de sus clientes, según ha informado a Efe Televisión Theresa Bernabé, directora gerente de la empresa que lleva su nombre, establecida en Marbella.

El paquete incluye el traslado al aeropuerto en un vehículo de gran lujo, un Bentley descapotable, y el posterior vuelo en avión privado hacia una isla paradisiaca, en la que la pareja permanecerá una semana.

Además, en el avión se encontrarán con los últimos modelos de joyas personalizadas que el cliente ha pensado para su pareja, así como con productos de belleza de gran calidad.

Sólo durante el primer día el precio del viaje supera los 100.000 euros sin incluir las joyas y los productos de belleza, con los que puede ascender a 300.000 euros, más otros 50.000 para los restantes días en la isla.

El precio del alquiler del Bentley, de 6.000 euros, del avión privado, 20.000, o de la isla paradisiaca, 46.000, dan muestra del elitismo de esta oferta, que también incluye joyas valoradas en más de 100.000 euros y productos cosméticos que rondan esa cifra.

La imaginación gana terreno en esta empresa, ya que "se cumple cualquier sueño del cliente", ha explicado a Efe Televisión Bernabé, que ha añadido que algún millonario ha planteado otras opciones como un concierto privado de Madonna en un castillo para dos personas e, incluso, viajes al espacio.

La empresa además ofrece otros servicios y alquileres de lujo -inmuebles, yates, lanchas o aviones-, oferta limusinas y guardaespaldas profesionales, y funciona como concesionario de submarinos personales y del exclusivo Carver One, un vehículo híbrido entre un coche y una moto.