Público
Público

ONG asegura que Liu Xiaobo fue informado de que es premio Nobel de la Paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El disidente y crítico literario Liu Xiaobo supo hoy que es el nuevo Premio Nobel de la Paz, después de que las autoridades permitieran que éste saliera brevemente de la prisión en la que cumple condena para reunirse con su esposa, la poetisa Liu Xia, aseguraron familiares citados por una ONG.

La esposa del nuevo nobel, que cumple condena de once años por pedir el cumplimiento de derechos democráticos que están recogidos en la Constitución de su país, se reunió esta mañana con él en un lugar secreto para informarle del premio, señaló la ONG Centro de Información de Derechos Humanos y Democracia de China de Hong Kong.

La poetisa viajó custodiada desde Pekín hasta la vecina provincia de Liaoning, en la que el profesor de literatura de 54 años está recluido, para comunicarle la concesión el premio, y regresará esta misma tarde a Pekín, informó la madre de Liu Xia.

El hermano pequeño del galardonado, Liu Xiaoxuan, confirmó a sus allegados que el matrimonio tenía previsto reunirse esta mañana, según asegura el centro.

Contactados por Efe, los dos abogados del premio nobel, Mo Shaoping y Pu Zhiqiang, señalaron que no podían confirmar la reunión y que Liu Xia, de 49 años, informará de ello cuando lo crea conveniente.

El teléfono de la poetisa emite todavía a estas horas un mensaje que indica que su número "está fuera de servicio".

No obstante, la misma ONG asegura que ha podido confirmar el encuentro después de que otro familiar de los Liu corroborara tal extremo con la policía.

Según esta fuente, Liu Xia y su hermano acordaron en la tarde del viernes con las autoridades un encuentro en la prisión de Jinzhou con el disidente, después de conocer el fallo del jurado del Instituto Nobel Noruego, y abandonaron Pekín bajo custodia policial.

Los familiares han informado de que, según el acuerdo, Liu Xiaobo fue escoltado fuera de la prisión el sábado por la noche y el matrimonio se pudo reunir esta mañana "en un lugar secreto".

El acceso a la prisión de Jinzhou está cortado desde el sábado por la mañana, y algunos de los periodistas que han intentado acercarse hasta ella fueron detenidos y obligados a abandonar la localidad.

El régimen chino recibió con un rechazo frontal la concesión del Nobel de la Paz a Liu Xiaobo, al que considera un "delincuente" por reunir hace dos años 300 firmas para pedir la aplicación de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución china.

El manifiesto, llamado "Carta 08", pide la entrada en vigor de derechos constitucionales como el pluripartidismo, la libertad de prensa y expresión o la protección del medio ambiente, y ha reunido hasta hoy unas 10.000 firmas.

Sin embargo, en China, donde el régimen autoritario se legitima ante su pueblo mediante el crecimiento económico, la mayoría de la población desconoce quién es Liu Xiaobo, que le han concedido el Nobel y que decenas de miembros de la mermada disidencia política han sido detenidos en las últimas 48 horas en todo el país.

Pekín ha censurado casi toda la información concerniente al premio en la prensa china, mantendrá bajo detención administrativa durante una semana a disidentes y amigos del matrimonio y ha llamado a consultas al embajador noruego en la capital para expresar su indignación por el premio.

La segunda potencia económica, que aspira a conseguir un premio Nobel que sitúe el "programa científico" del Partido Comunista (PCCh, en el poder desde 1949) al nivel de sus aspiraciones internacionales, sufre su tercera humillación política por un premio de la Academia Sueca en dos décadas.

En 1989 el Nobel de la Paz le fue concedido al líder espiritual tibetano en el exilio, el Dalai Lama, al que Pekín considera un separatista; y en 2000 el de Literatura fue para el escritor Gao Xingjian, exiliado en 1987 y con ciudadanía francesa.