Público
Público

La ONU busca renovar un firme compromiso global con los Objetivos del Milenio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los principales líderes mundiales se reunirán del 20 al 23 de septiembre en la sede de Naciones Unidas con la misión de renovar en firme la promesa hecha hace diez años en la Cumbre del Milenio de erradicar el hambre y la pobreza extrema para el 2015.

El organismo espera la asistencia de cerca de 140 jefes de Estado y de Gobierno a la cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), organizada por su secretario general, Ban Ki-moon.

Entre los dignatarios que acudirán a la cita están el presidente de EEUU, Barack Obama, así como el de Francia, Nicolás Sarkozy, además del jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la mayor parte de los líderes latinoamericanos, aunque faltarán algunos como el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, y aún no han confirmado otros como el presidente venezolano, Hugo Chávez.

También estarán presentes figuras de la sociedad civil estrechamente vinculadas al mundo del desarrollo, como el fundador de Microsoft, Bill Gates, y su esposa Melinda, así como el creador de CNN, Ted Turner, o el economista bangladesí ganador del Nobel de la Paz Muhammad Yunus.

La notable concurrencia a la cita en Nueva York ha dado motivos a los organizadores para sentirse optimistas, que esperan generar en estos tres días el impulso político necesario para abordar con garantías la recta final de la carrera para alcanzar los ODM.

El secretario general de la ONU ha asegurado en las vísperas de la cita que se siente optimista acerca de su resultado final, ya que "si se suman buenas políticas, un liderazgo firme y los recursos adecuados, además de la participación de la sociedad, triunfaremos" en la lucha contra la pobreza extrema.

"Se han logrado avances considerables, pero necesitamos avanzar a mayor velocidad, mucho, mucho más rápido", valoró Ban en una intervención el viernes durante un acto en la sede de Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de la Paz.

Naciones Unidas estima que el mundo está en camino de cumplir la meta de reducir para 2015 a la mitad los índices de pobreza extrema registrados en 1990, el principal de los ocho ODM, si al menos se mantienen los actuales esfuerzos en esta materia.

Al mismo tiempo, la organización advierte de que los avances son muy desiguales según qué países y sectores sociales, mientras que se duda de que se logren metas en materias como la igualdad de género, la educación o la reducción de la mortalidad materna.

Para llamar la atención sobre estas deficiencias, Amnistía Internacional (AI) instalará en la céntrica plaza de Times Square a partir de mañana un "reloj sobre la mortalidad materna", que durante la cumbre registrará cada minuto la muerte de una mujer en el mundo en el parto.

El secretario general de AI, Salil Shetty, explicó a Efe que los dos principales obstáculos que afrontan los ODM son la ausencia en muchos países en desarrollo de mecanismos para pedir cuentas a las responsables políticos y la desigualdad social y geográfica de los avances registrados.

"Una cosa es lo que los dirigentes políticos puedan decir aquí, y otra es lo que hacen en sus países", indicó el responsable de la organización de derechos humanos, para quien los "mecanismos de petición de responsabilidades son muy débiles".

Para Shetty, la falta de poder político de los "grupos sin voz", la ausencia de derechos humanos o la marginación se confabulan para que quienes más necesitan los Objetivos del Milenio, sean los que menos puedan exigir a sus líderes que los cumplan.

La ONU no espera que la cumbre se cierre con nuevas promesas de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), ya que en todo caso el objetivo es que los donantes cumplan los compromisos adoptados en la cumbre del Grupo de los Ocho (G-8) Gleneagles (Escocia) en 2005 y L'Aquila (Italia) en 2009.

Según el organismo mundial, las ocho principales economías del mundo deberían aportar 20.000 millones de dólares anuales más en AOD para cumplir con el compromiso que adoptaron en la localidad escocesa.

Las organizaciones humanitarias en general comparten la esperanza de Ban de que la cumbre arroje un resultado positivo, pero advierten de que se necesita que los compromisos entre los donantes y los países en desarrollo se trasladen en acciones con resultados concretos.

"Hacen falta actuaciones y un plan urgente para volver a encarrilar los ODM", dijo a Efe la portavoz de Oxfam, Verónica Hernández, para la que a cinco años de 2015 "ha llegado la hora de la verdad".

En su opinión, los países donantes están a tiempo de cumplir sus promesas si "Europa recupera su liderazgo en los ODM y recibe el respaldo de EEUU y las economías emergentes".

Asimismo, Hernández resaltó que en los próximos cinco años se le debe dar una prioridad particular a África, la región peor situada para alcanzar a tiempo el plazo de 2015.

"De los 25.000 millones de dólares prometidos en 2005, solo han recibido 11.000 millones de dólares hasta la fecha", destacó la portavoz de Oxfam, que pidió a los países ricos que también "den un mejor trato" a los países africanos en el terreno comercial y la adaptación a los efectos del cambio climático.