Público
Público

"El país se está yendo a la ruina"

Profesores, estudiantes, bomberos, médicos... hasta 800 organizaciones de todo el país han protestado en Madrid contra los recortes de Rajoy  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sol no ha tenido piedad de los manifestantes, pero eso no ha impedido que un centenar de ellos avanzase hacia la sede del PP, tras quedar desconvocada la marcha, para pedir la dimisión del Gobierno de Mariano Rajoy.

Blindada por un auténtico batallón de policías, más de 30 fugones de policía y algunos agentes montados a caballo, la sede ha permanecido inexpugnable. Varias calles a la redonda estaban también cortadas. 'Esto es un estado policial, no es lógico este despliegue para unas decenas de ciudadanos pacíficos', comentaban los presentes.

En el Congreso, se ha repetido la escena después de que algunos manifestantes se acercaran hasta el lugar. Éste ha sido el colofón de una marcha que ha unido no sólo a los grandes sindicatos, sino a cientos de organizaciones de toda España, y que se ha saldado con cuatro detenidos por negarse a ser identificados por la policía.

Desde primera hora de la mañana, entre pancartas como 'La banca rescatada, las familias desahuciadas', o 'Defiende lo tuyo, defiende lo público', los manifestantes han inundado el Paseo del Prado para reclamar el fin de los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy.

'El país se está yendo a la ruina', aseguraba tajante Francisco, un conductor de camiones de obras llegado desde Córdoba. 'Tengo trabajo, pero aún así los recortes me afectan. Veo que la situación cada vez está peor y temo por mi familia', explicaba.

Carmen, madrileña, mostraba su preocupación por las pensiones. 'No quiero que las toquen, llevo 33 años trabajando y no sé si el día de mañana las reducirán, porque este Gobierno es capaz de cualquier cosa', afirmaba, junto a un grupo de manifestantes que disfruta con la melodía de dos dulzainas.

Uno de los que tocaba era Hipolit, llegado desde Alicante, que ha tenido que abandonar su trabajo como profesor de música para cuidar a su hijo paralítico cerebral. 'Nos han retirado las ayudas y ahora nos tenemos que apañar sólo con el salario de mi mujer', explicaba. 'Es un palo moral enorme tener que dejar tu empleo, este gobierno prometió unas cosas y cuando ha sido elegido ha hecho lo contrario', denunciaba, antes de volver a interpretar temas populares con la dulzaina.

Justo antes de llegar a Cibeles, Belén, estudiante de segundo de bachillerato, repartía octavillas junto a un compañero en las que se llama a secundar la huelga general de tres días que están preparando en la enseñanza. 'Estudio en un instituto público en el que estamos sufriendo los recortes. Somos 39 alumnos en clase y ahora que tenemos por delante selectividad han reducido las plantillas de profesores', aseguraba.

Manuel, agente forestal llegado de Galicia, considera que la prensa no suele tenerlos en cuenta a la hora de hablar de la extinción de incendios. 'Suelen hablar más de la UME, la Guardia civil o la policía, pero suelen olvidar a los agentes forestales, que somos los que estamos en primera línea ante el fuego', reivindica. 'Cada vez tenemos menos medios para enfrentarnos a los incendios, muchas veces trabajamos hasta que el cuepo no da más de sí, así que necesitamos hacernos oír', afirma.

Bajo una larga pancarta con los colores de la bandera de Extremadura, Julián, profesor de secundaria llegado desde Mérida, se mostraba directo en su diagnóstico de la crisis: 'Nos están atracando, están rescatando a los poderes financieros y somos los ciudadanos los que lo estamos pagando'. Julián cree que se está produciendo 'un desmontaje de lo público, ya que no lo privatizan, se lo privatizan'. 'Nosotros en clase empezamos a tener un número de alumnos demasiado grande', explicaba. 'En grupos de veinte puedes dar clase, pero no de treinta o cuarenta'.

Ya en Colón, el cantautor Diego Escusol ha cerrado la manifestación con su tema 'Que se joda Andrea Fabra', que se hizo muy popular a través de las redes sociales y que han coreado los presentes.