Público
Público

El pan de estímulo en EEUU dispara el precio del crudo un 6 por ciento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El barril de petróleo se encareció esta semana un 6 por ciento, hasta marcas de entre 86 y 88 dólares, en una escalada que tuvo como principal impulsor el anuncio por parte de las autoridades de Estados Unidos de un plan de estímulo para inyectar en el sistema financiero 600.000 millones de dólares.

Los principales crudos de referencia internacional reaccionaron con importantes apreciaciones al anuncio el miércoles por parte de la Reserva Federal de EEUU de una iniciativa para comprar bonos del Tesoro hasta junio de 2011, a razón de unos 75.000 millones de dólares por mes.

El objetivo de esta ambiciosa operación es bajar los tipos de interés y animar el consumo particular y las contrataciones por parte de los empresarios.

Mientras algunos países europeos criticaron la medida debido a los efectos de devaluación del dólar que este plan puede tener, los mercados petroleros respondieron de forma positiva y al final de la semana las apreciaciones del oro negro llevaron los precios a marcas no vistas en meses.

Los mercados recibieron tan bien este plan, que el optimismo ni siquiera se vio ensombrecido por el dato sobre el aumento de las reservas de crudo en Estados Unidos, una noticia que suele empujar a la baja el precio del crudo.

El Departamento de Energía (DOE) de Estados Unidos informó de que las reservas de petróleo en este país subieron la semana pasada en 2 millones de barriles, para quedar en 368,2 millones de barriles.

La agencia informó de que las reservas de crudo se encuentran por encima del promedio para esta época del año y son un 3,2 por ciento mayores que las de hace un año.

Pese a eso, en la Bolsa Mercantil de Nueva York, el crudo Texas de referencia en Estados Unidos cerró la semana con un alza del 6,5 por ciento respecto al viernes anterior y marcó, con un precio de 86,85 dólares por barril, el valor más alto en dos años.

Por su parte, el barril de Brent europeo acumuló una ganancia del 6 por ciento y se instaló en los 88,11 dólares, consolidando una marca que ya tocó la jornada anterior y a la que no había llegado desde hace medio año.

También la canasta de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acumuló hasta el jueves, último día del que se ha publicado la cotización, un encarecimiento semanal del 6 por ciento. Con un precio de 84,33 dólares, el barril de la OPEP está en su valor más alto desde el pasado mayo.

El secretario general de la OPEP, Abdalá El-Badri, aseguró el jueves desde Viena que los miembros del grupo petrolero creen que un margen entre 75 y los 85 dólares/barril es un precio "confortable para productores y consumidores".

Esta organización, que controla un tercio de la producción mundial de crudo, aseguró que el consumo de esta materia prima crecerá un 25 por ciento hasta el año 2030.

En un informe presentado el jueves sobre "Perspectivas del Mundo del Petróleo", la OPEP prevé que el consumo global de petróleo suba hasta los 105,5 millones de barriles diarios (mbd) en 2030.

El documento deja claro que, a pesar de las múltiples variables e incertidumbres que dificultan los pronósticos a largo plazo, la OPEP cuenta con que los combustibles fósiles seguirán "desempeñando un papel prominente" a la hora de satisfacer las necesidades energéticas del planeta durante los próximos 20 años.

"Y aunque se espera que bajen su participación en la canasta energética, se mantendrán con un porcentaje de más del 80% al menos hasta 2030", vaticinan los expertos del grupo de doce países.

"El petróleo estará allí. No hay otra energía capaz de competir con los combustibles fósiles hasta 2030 e, incluso, más allá", llegó a decir El-Badri durante la presentación de ese documento.

DISPLAY CONNECTORS, SL.