Público
Público

El Partido Social Demócrata gana las elecciones rumanas, según las encuestas

Vence al actual jefe del Estado, Traian Basescu, en la segunda vuelta de las presidenciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato del Partido Social Demócrata (PSD), Mircea Geoana, ganó al conseguir entre el 51 y el 52% de los votos frente al actual jefe del Estado, Traian Basescu, en la segunda vuelta de las elecciones en Rumanía. Los dos candidatos a la Presidencia se han autoproclamado vencedores, pero los primeros sondeos a pie de urna dan una estrecha ventaja de menos de dos puntos al aspirante del Partido Social Demócrata (PSD), Mircea Geoana.

De confirmarse mañana en el recuento oficial los resultados, Geoana será durante los próximos cinco años presidente de Rumanía.'Cerramos 20 años de período poscomunista. Cerramos el período de transición. Desde mañana, nos encaminamos hacia Europa', declaró Geoana en la sede del PSD.

'Hemos ganado juntos. Esta es una noche bella para la democracia rumana', agregó. Su rival, el actual presidente de centro-derecha Traian Basescu, proclamó también su victoria ante sus simpatizantes.

'Hemos ganado. Los sondeos correctos de las 19.00 mostraban que había superado a Mircea Geoana', manifestó Basescu, que llamó a esperar a los resultados oficiales y descartó la posibilidad de un fraude electoral.

El nuevo presidente asumirá el mando de un país fuertemente golpeado por la crisis económica y sin Gobierno firme desde el pasado octubre, cuando una moción de censura derrocó al Ejecutivo de centro-derecha.

Geoana ha contado en la segunda vuelta con el apoyo del candidato del Partido Nacional Liberal (PNL), derrotado en la primera vuelta. Si es confirmado nuevo presidente, Geoana designará primer ministro al alcalde independiente de Sibiu, Klaus Johannis, para desbloquear la crisis política.

La cifra de participación era de un 53,5% a dos horas del cierre de las urnas

Johannis, miembro de la minoría alemana de Rumanía, tiene el apoyo de la mayoría parlamentaria formada por socialdemócratas, liberales y autonomistas húngaros, y formaría un Gobierno de coalición con ministros de estos tres grupos.

El edil de Sibiu ya fue propuesto por la entente que ahora le apoya para ser designado primer ministro, pero el aún presidente Basescu prefirió entonces a otro candidato, que fue rechazado por el Parlamento.

El nuevo presidente deberá asumir los compromisos de reforma macroeconómicas adquiridos por el país con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para la concesión el pasado marzo de un crédito internacional de 20.000 millones de euros.

Según datos oficiales, la cifra de participación era de un 53,5% a dos horas del cierre de las urnas.