Público
Público

Los pensionistas tendrán una paga de 162 euros

Es la compensación del IPC, que subió el 2,3% en noviembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los precios subieron un 2,3% en tasa interanual en el mes de noviembre. Es una décima más de lo que adelantó el IPCA (el armonizado con todos los países de la Unión Europea). Una sola décima no influiría prácticamente en la evolución de la economía española si no fuera porque el dato de ese mes es el que se tiene en cuenta para actualizar las pensiones.

A principios de año, las pensiones subieron un 1%. Pero como la inflación ha resultado finalmente 1,3 puntos superior, el Estado se verá obligado a desembolsar 1.229 millones de euros en una paga extra el próximo enero; y tendrá otro coste adicional de 1.430 millones el próximo año por el efecto de la consolidación de esta subida. Son un total de 2.659 millones derivados de la subida de los precios, que se traducirán en un ingreso extra de unos 162 euros por cada pensión de jubilación media. Además, como el alza se consolida en la pensión del próximo año, la paga media mensual pasará de los 890,85 euros de media actuales a unos 902 euros.

En el caso de la pensión media (que añade las de viudedad, orfandad e incapacidad) la paga extra será de 143 euros y la subida media mensual de unos 10,2 euros.

Ese incremento de la paga mensual será sólo un efecto retroactivo de la subida de este año, ya que el Gobierno decidió congelar todas las pensiones en 2011, salvo las mínimas, que aumentarán un 1%. La de jubilación con cónyuge que no esté a su cargo quedará en 570,40 euros y la de viudedad con más de 65 años, en 601,4 euros. Por su parte, la pensión máxima se situará en 2.497,91 euros al mes, es decir, 34.970,74 euros al año.

La subida de precios de noviembre (sólo en el mes aumentaron un 0,5%) se debió especialmente al vestido y al calzado (se encareció un 4,8%) y al transporte (el 0,9%). A cambio, descendió un 0,9% el ocio y la cultura y un 0,2% los hoteles, cafés y restaurantes. La inflación subyacente, la que excluye la variación de los alimentos frescos y la energía, se situó en el 1,2% en tasa interanual, una décima por encima de la de octubre.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, se mostró ayer convencido de que la inflación se mantendrá en niveles moderados en los próximos meses y aseguró que la principal variación podría venir por la energía, informa Efe.

Sin embargo, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) corrigió ayer cuatro décimas al alza su previsión del IPC para el cierre del año desde el 2,4% al 2,8%, debido precisamente al encarecimiento del petróleo y del tabaco. En el segundo de los casos, la subida se debe al aumento fiscal decidido por el Gobierno hace dos semanas. Y es que el incremento de los impuestos, como el del IVA el pasado julio, es uno de los factores que ha provocado la subida de la inflación, con lo que parte del ascenso de la recaudación que tenga el Estado por ese lado, lo perderá por otro en el mayor gasto que tendrá que hacer en las pensiones.