Público
Público

Las personas educadas lidian mejor con la demencia: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kate Kelland

La gente educada es más capaz desobrellevar los efectos físicos de la demencia, e incluso unaño adicional de educación puede reducir significativamente elriesgo de desarrollar la enfermedad de deterioro cerebral,dijeron científicos el lunes.

Los hallazgos de científicos de Gran Bretaña y Finlandiapodrían tener importantes implicancias para la salud pública,en momentos en que la población de muchos países comienza aenvejecer rápidamente y se espera un alza en los casos dedemencia.

Los investigadores encontraron que las personas que van auna universidad o instituto tras dejar la escuela parecen sermenos afectadas por los cambios cerebrales o patologíasasociadas a la demencia, comparado con las que abandonaronantes la instrucción.

"Una mayor educación no está asociada con ningunadiferencia en el daño al cerebro, pero las personas con máseducación pueden sobrellevar ese daño de mejor manera", dijo enuna entrevista telefónica Hanna Keage de la universidadCambridge, quien trabajó en el estudio con un equipoanglo-finlandés.

Durante la década pasada, estudios de demencia mostraronque mientras más tiempo pase una persona formándose, menor essu riesgo de demencia.

Sin embargo, hasta ahora los científicos no sabían si ellose debía a que la educación protegía de alguna forma al cerebrocontra el daño, o porque la gente podía lidiar mejor con laenfermedad.

En este estudio, publicado en la revista Brain, exámenespost-mortem mostraron que las patologías o cambios en elcerebro eran similares en quienes recibieron instrucción pormás tiempo y en quienes no, pero los efectos de la enfermedaden el primer grupo fueron mitigados.

FORTALEZA SICOLOGICA

Keage dijo que esto podría deberse a la fortalezasicológica que le permitiría a las personas con mayor nivel deestudios meditar sobre los problemas presentados por suenfermedad o encontrar formas de reducirlos.

También encontró que por cada año adicional de enseñanza,había una disminución del 11 por ciento en el riesgo dedesarrollar demencia.

Cerca de 35 millones de personas en el mundo tienendemencia. Su forma más común es el mal de Alzheimer, en el quelos pacientes pierden gradualmente su memoria, capacidad paraentender el mundo y cuidar de si mismos.

Pese a décadas de investigación, los médicos siguen sintener armas efectivas contra la enfermedad.

Los científicos examinaron cerebros de 872 personas queparticiparon en tres grandes estudios en Europa sobreenvejecimiento quienes, antes de morir, completaroncuestionarios sobre su educación.

"Nuestro estudio muestra que la educación en la vidatemprana parece permitirle a algunas personas lidiar con muchoscambios en su cerebro antes de mostrar los síntomas dedemencia", declaró Keage.