Público
Público

La pesquisa anual del cáncer ovárico no salvaría vidas: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Un nuevo estudio concluye quelas mujeres controladas anualmente para detectar cáncer deovario fueron tan propensas a morir por la enfermedad comoaquellas que no se sometieron a esa pesquisa regular.

Los autores hallaron también que una mayor cantidad demujeres controladas anualmente ingresaba al quirófano paraextirparles los ovarios y tenían complicaciones por falsospositivos en los test (el resultado sugería que tenían un tumorovárico cuando, en realidad, no lo tenían).

Esto coincide con un estudio previo que había sugerido quela pesquisa anual no evita los fallecimientos por cáncer deovario, que tiene una alta mortalidad dentro de los cinco añosdel diagnóstico.

Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos,una de cada 72 mujeres desarrolla la enfermedad. Pero lossíntomas no aparecen hasta que el cáncer está diseminado, demodo que la mayoría de las pacientes diagnosticadas están en unestadio avanzado de la enfermedad, difícil de tratar.

"Sabemos que cuando detectamos la enfermedad en el estadioI, la supervivencia a cinco años es del 85 al 90 por ciento",dijo la doctora Christine Berg, coautora del estudio, de losInstitutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

"La pregunta es: ¿podemos detectar los cánceres destinadosa llegar al estadio 3 o, desafortunadamente, 4 losuficientemente temprano como para poder actuar?", agregó.

El nuevo estudio formó parte de un ensayo más grande paraconocer la efectividad de la pesquisa de los cánceres depróstata, pulmón, colon-recto y ovarios.

Al azar, el equipo de Berg dividió en dos grupos a unas70.000 mujeres: a uno se le realizó la pesquisa anual de cáncerde ovario entre 1993 y el 2001, con análisis de sangre yultrasonido; al otro, ningún test regular.

Los autores siguieron a las mujeres hasta el 2010 mediantecuestionarios y un registro nacional de mortalidad para conocera cuántas se les diagnosticaba cáncer ovárico y cuántas moríanpor la enfermedad.

De las 34.000 mujeres de cada grupo, se le diagnosticó elcáncer a 212 del grupo controlado anualmente y a 176 del gruposin control regular. Además, en cada grupo, respectivamente,murieron 118 y 100 participantes. A más de tres cuartos de laspacientes de ambos grupos se les diagnosticó el cáncer ya enestadios 3 o 4.

Los resultados, publicados en Journal of the AmericanMedical Association, se presentaron hace una semana en lareunión anual de la Sociedad Estadounidense de OncologíaClínica, realizada en Chicago.

El equipo registró también más de 3.000 falsos positivos enel grupo controlado y a más de 1.000 mujeres sin cáncer deovario a las que se operó para extirparles un ovario debido aun resultado falso positivo. En 163 mujeres, esas cirugíascausaron complicaciones graves, como infecciones y problemascardiovasculares.

"Muchos dirán: 'Es sólo un análisis de sangre, unultrasonido. ¿Qué hay de malo?'. Lo malo es que puede llevar auna cirugía innecesaria con posibles complicaciones", indicóBerg.

FUENTE: JAMA, online 4 de junio del 2011