Público
Público

El petrolero saudí secuestrado, anclado en Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un gran petrolero saudí secuestrado por piratas con un cargamento de crudo de 100 millones de dólares está anclado frente a las costas de Somalia, dijo el martes la marina estadounidense.

"Podemos confirmar que el barco está anclándose frente a la costa de Haradheere", dijo el teniente Nathan Christensen, portavoz de la Quinta Flota estadounidense.

"Los 25 tripulantes a bordo se cree que están a salvo", dijo Vela International en una declaración. "En este momento, Vela está esperando más contactos con los piratas en control de la nave", agregó.

La embarcación Sirius Star es la más grande jamás secuestrada. El golpe se produjo el domingo en el Océano Índico, al este de África, en el ataque más audaz perpetrado por piratas que operan en la convulsionada Somalia.

Los piratas han disparado el coste de los seguros, obligado a algunas empresas a rodear el sur de África en lugar de utilizar el Canal de Suez, logrado millones de dólares en rescates y ahora han perpetrado uno de los golpes más espectaculares de la historia marítima.

La captura del Sirius Star, a 450 millas náuticas al sureste del puerto keniano de Mombasa y muy lejos del Golfo de Adén en el que se han producido la mayor parte de los ataques de este año, es la culminación de varios años de intensificación de su actividad.

El secuestro se produjo pese a un despliegue naval internacional, que incluye fuerzas de la Unión Europea y de la OTAN, que intenta proteger una de las zonas de más tráfico marítimo del mundo.

Vela no dijo exactamente dónde había anclado el Sirius Star. Andrew Mwangura, coordinador de la Asociación de Marinos del Este de África, había dicho que podía ser cerca de la remota población costera de Eyl, en la semiautónoma provincia de Puntlandia, bastión de los piratas.

"El mundo nunca ha visto nada como esto (...) Los piratas somalíes hicieron saltar la banca," dijo Mwangura, cuyo grupo ha vigilado la piratería durante años.

Mwangura, que recibe información de grupos navieros locales y familiares de la tripulación y los piratas, cree que se había utilizado un remolcador nigeriano también secuestrado como "nave nodriza" para el ataque del 15 de noviembre.

"El superpetrolero estaba cargado al máximo, así que probablemente estaba bajo en el agua y no fue tan difícil de abordar," explicó el coordinador, añadiendo que probablemente los asaltantes utilizaron escalerillas o cuerdas con ganchos.

La captura del Sirius, que es tres veces el tamaño de un portaaviones, sigue a otro golpe espectacular este año, en el que los piratas capturaron una embarcación ucraniana que llevaba 33 tanques y diverso material militar.