Público
Público

Polanski pierde el intento de trasladar su caso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de cine Roman Polanski perdió el viernes su intento de inhabilitar al sistema judicial del Condado de Los Ángeles para que considere su petición de desestimar una acusación de abuso sexual a una menor, una caso que lleva 30 años pendiente.

Los abogados del director ganador del Oscar y realizador de clásicos como "La semilla del diablo" y "Chinatown" presentaron esta semana una solicitud para que el caso fuera transferido al Consejo Judicial de California para "elegir a un juez imparcial fuera del condado".

Pero el juez de la Corte Superior del Condado de Los Angeles Peter Espinoza determinó que la petición de la defensa "no presenta bases legales para la inhabilitación".

Los abogados de Polanski presentaron otra alegación en diciembre para desechar completamente el caso, citando "nuevas pruebas extraordinarias" de mala praxis de jueces y fiscales.

La audiencia de esa moción está prevista para el 21 de enero, pero los abogados de Polanski han dicho que el cineasta no tiene intención de regresar para el proceso. La oficina del fiscal de distrito presentó su respuesta formal el martes oponiéndose a la desestimación del caso.

Polanski, de 75 años y quien ganó el Premio de la Academia en 2003 por dirigir el drama sobre el Holocausto "El pianista", huyó desde Estados Unidos a Francia en 1978 antes de que fuese sentenciado por haberse declarado culpable de los cargos de haber abusado sexualmente de una menor de edad.

El director ya pasó 42 días encarcelado para que le sometieran a un examen psiquiátrico y se convenció de que el juez pretendía enviarlo de nuevo a prisión, contrario al acuerdo que había logrado para declararse culpable.

Polanski, ciudadano francés, no puede ser extraditado, pero se enfrenta con órdenes de arresto como fugitivo de la justicia en cuanto ponga pie en territorio estadounidense.

Su intento de descartar el caso se basa en alegatos de que el juez de Los Angeles a cargo del caso, que ya ha fallecido, se dejó influir incorrectamente por el fiscal de distrito David Wells, ahora jubilado, antes de la sentencia.

Los alegatos atrajeron la atención del público hace un año en el documental "Roman Polanski: Wanted and Desired", en el que Wells habló de sus contactos con el juez.