Público
Público

Un polémico penalti indigna al Atlético y evita su mejor inicio en la Copa de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un polémico 1-1 logrado por el Liverpool en un penalti más que dudoso en el último minuto desató las protestas del Atlético de Madrid, al que esa decisión le privó de un triunfo que habría significado su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones y su mejor inicio en el máximo torneo europeo.

Era el minuto 93 en Anfield. Un balón iba suelto por el área del conjunto rojiblanco, cuando un choque entre Mariano Pernía y Steven Gerrard provocó la discutible decisión del árbitro sueco Martin Hansson, que sancionó al equipo madrileño con una pena máxima, transformada por el capitán 'red', y el consiguiente 1-1.

El lateral rojiblanco, protagonista de esa acción, declaró que el juez de línea que señaló el penalti le "pidió perdón" por esa jugada. "Nos cierran el Calderón, nos sancionan al entrenador, nos pitan un penalti injusto en el minuto 94... Estamos muy dolidos. Fue una falta inexistente, Gerrard se tiró encima de mí", añadió.

"Da mucha rabia perder así dos puntos. Planificas la semana para conseguir la victoria y en una jugada que sólo vio el colegiado se equivoca y señala un penalti que no era. El vestuario está dolido, pues teníamos los tres puntos", afirmó, por su parte, el argentino Maxi Rodríguez, después del empate en Anfield.

"El penalti ha sido injusto", declaró Maniche, mientras que Luis García reconoció que el equipo se iba "fastidiado" de Liverpool, "porque ha sido una jugada muy clara" y no encuentran "una explicación". "Perder dos puntos de esta manera duele bastante", añadió el ex futbolista del equipo británico.

No habló del árbitro, sin embargo, el entrenador mexicano Javier Aguirre, que mantuvo su política habitual de no valorar las actuaciones de los colegiados y que consideró en la rueda de prensa posterior al partido que "en un minuto te cambió la historia".

El 1-1 final en Anfield, además de la clasificación matemática para octavos de final, impidió el mejor inicio del Atlético en sus siete participaciones entre Copa de Europa y Liga de Campeones, ya que hubiera sumado tres triunfos y un empate en cuatro partidos.

Nunca ha conseguido esa marca en sus comienzos en esta competición. Ni en 1958-59 ni en 1966-67 ni en 1970-71 ni en 1996-97, en las que arrancó con tres victorias y una derrota; ni en 1973-74, con dos triunfos y dos empates; ni en 1977-78, cuando ganó dos encuentros, igualó uno y perdió otro.

Pero, a pesar del empate de anoche, se mantiene como líder invicto del grupo D -igualado a ocho puntos con el Liverpool- y continúa a un paso de la siguiente ronda del torneo, a la que podría acceder en la próxima jornada, el 26 de noviembre, incluso con un punto en casa ante el PSV Eindhoven si el Olympique de Marsella no gana ese mismo día en Anfield.

Holandeses y franceses, a los que el Atlético ya ha ganado en sus anteriores enfrentamientos y a los que se medirá en las dos últimas jornadas de la primera fase de la 'Champions', aparecen todavía lejos del equipo madrileño, a cinco puntos de distancia con sólo seis por jugarse.