Público
Público

La policía no espiaba a Rita, sino a activistas propalestinos

Los organizadores del acto desmontan la última teoría conspirativa del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Jueves 10 de junio a las siete de la tarde. Calle del Quart, número 80, en Valencia. En una sala del Jardín Botánico, un centenar de personas asiste a la presentación del documental Mes enllà del mur, sobre un viaje que una serie de músicos hizo el verano pasado a Palestina. Unos cuantos números más abajo, en la misma calle, el PP de Valencia celebra un acto para presentar la página web de la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá. Los participantes en uno y otro acto (gente de izquierdas, activistas por un lado, y políticos conservadores por otro) se cruzan en la acera.

Mientras se desarrolla el acto del PP, los escoltas de Rita Barberá advierten de que en las inmediaciones de la calle hay aparcada una furgoneta Citroën Berlingo 'sospechosa' y con 'movimientos extraños'. Los escoltas piden la identificación al conductor y éste señala que es policía y que está haciendo labores de vigilancia en un acto en el cercano Jardín Botánico, versión reiterada después por el propio delegado del Gobierno, Ricardo Peralta.

El PP ha denunciado que una furgoneta policial vigiló un acto del partido

El PP no acepta la versión policial porque, dicen, en el Jardín Botánico no hay nada. Sólo árboles. Así que el partido que preside Francisco Camps afirma públicamente que la policía nacional estaba espiando a Barberá e interpone una denuncia en el juzgado por un 'presunto delito de grabaciones y escuchas ilegales'.

Pero el Jardín Botánico no estaba vacío. En el recinto, que gestiona la Universitat de Valencia, la productora de vídeo La Taca Productions presentaba su documental sobre Palestina. La policía vigilaba de manera secreta el acto, en el que participaron entre otros, David Segarra, el activista valenciano que viajaba en la flotilla que fue atacada por Israel.

El director del documental, y profesor de la Universitat de Valencia, Josep Pitarch, está 'sorprendido e indignado' por lo sucedido. 'En el Jardín Botánico estábamos nosotros, gente proPalestina y de izquierdas, o los participantes en un acto sobre el bosque mediterráneo. Hemos pedido explicaciones al delegado del Gobierno de por qué tenía que estar controlándonos', señaló Pitarch.

'¿Qué esperaban, encontrar, a gente de Hamás?', dice unactivista espiado

Para Miquel Ramos, periodista y uno de los músicos que participan en el documental, lo ocurrido es de Mortadelo y Filemón. '¿Qué pensaba Delegación del Gobierno? ¿Que como los participantes éramos propalestinos iban a encontrar allí gente de Hamás?', ironiza Ramos, que como el resto de participantes no se percató de la furgoneta hasta que después leyó la polémica en la prensa. 'Es todo ridículo. No era necesaria tanta tecnología, la policía podía haber entrado. El acto era público', incide.

Los responsables del documental aseguran que, si las explicaciones de Delegación del Gobierno no les convencen, presentarán una denuncia ante el juzgado y, esta vez, dicen que con razón, 'por presunto delito de grabaciones y escuchas ilegales'.