Público
Público

La policía ha estado unas seis horas en el piso del presunto etarra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Efectivos de la Policía Nacional y de la Ertzaintza han permanecido unas seis horas en el piso de Jaca donde fue detenido hoy el presunto etarra Igor Martín Miño, de 31 años, quien ha salido poco antes de la medianoche en un vehículo acompañado por varios agentes.

El presunto terrorista ha sido detenido en un ático, situado en un edificio de tres plantas ubicado en el número 1 de la calle Antonio Bernal, que forma parte de un complejo de segundas residencias en su mayor parte, ubicado en las afueras de Jaca.

Desde que trascendió su detención, agentes de la Policía Nacional han controlado el acceso de los vecinos a sus viviendas, hasta que se ha levantado el operativo policial con la salida del presunto terrorista, al parecer con destino a Vitoria acompañado de varios vehículos policiales.

Esta operación antiterrorista ha sido llevada a cabo, por orden de la Audiencia Nacional, por agentes de la Ertzaintza, en colaboración con la Policía Nacional, en la ciudad de Jaca y en Ondarroa (Vizcaya), donde han detenido a Olaitz Lema Zabala, de 27 años, que es compañera sentimental de Martín Miño.

Las detenciones están relacionadas con la operación contra ETA que realizó la semana pasada, en la citada localidad vizcaína, la policía vasca y que culminó con siete detenidos, presuntamente miembros de un comando legal de la organización terrorista.

Según fuentes de la lucha antiterrorista, a Igor Martín se le vincula con los dos detenidos del jueves pasado en Ondarroa y que han ingresado hoy en prisión por orden de la Audiencia Nacional.

Son Urtza Alkorta y Zunbeltz Bedialauneta, acusado este último de participar en la colocación de un coche-bomba en el polígono industrial de Vicolozano de Ávila en septiembre de 2005.

Al detenido hoy se le relaciona también con este atentado de Ávila. Esta operación ha permitido también localizar tres zulos con cuarenta kilos de explosivo.