Público
Público

Preocupación por tres secuestros consecutivos

Las autoridades investigan el crimen de un joyero en Toledo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres secuestros en menos de una semana, dos de ellos sin resolver, incluido un asesinato por robo. Estos sucesos han puesto en alerta tanto a la ciudadanía como a las autoridades, que tratan de aclarar cuanto antes los hechos.

El único de los tres casos ya resuelto ocurrió en Fresno de Torote (Madrid), donde la Policía ha desarticulado una organización que tuvo secuestrado a un hombre durante 13 días. Los 10 arrestados, casi todos marroquíes, conformaban una red internacional especializada en detenciones ilegales y falsificación de documentos.

Los delincuentes raptaron a mediados de febrero a un hombre por el que exigieron dinero a cambio de su liberación. Los secuestradores llamaron en varias ocasiones para exigir condiciones hasta que, al sentirse acorralados, liberaron a la víctima. No les sirvió de nada, ya que en cuestión de horas los agentes localizaron y detuvieron a los miembros de la banda.

Mientras, en Catalunya, los Mossos dEsquadra investigan otro secuestro exprés ocurrido la noche del pasado jueves. En esta ocasión, las víctimas fueron el director de una caja de ahorros de Mollet del Vallès (Barcelona) y su familia, quienes estuvieron retenidos a la fuerza durante toda la noche. Al menos cuatro hombres armados participaron en el asalto al domicilio de la víctima.

A primera hora del viernes, el hombre acompañó a los raptores hasta la oficina bancaria que dirigía, donde retiró todo el dinero de su cuenta corriente mientras varios asaltantes permanecían con su familia. En cuanto consiguieron el botín, los delincuentes huyeron y dejaron en libertad a sus rehenes. Por el momento, no hay detenciones, informa Albert Martín Vidal.

Cadáver calcinado

El tercer secuestro se produjo en Moral de Calatrava (Ciudad Real), esta vez con una víctima fallecida. Se trata de un joyero ambulante, de unos 40 años de edad, cuyo cadáver apareció hace dos días dentro del maletero de su vehículo, en un paraje de Villafranca de los Caballeros (Toledo). Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional hallaron el cuerpo sin vida del joyero carbonizado, después de que la mujer del fallecido alertara de su desaparición. El robo podría estar detrás de este caso.

El joyero fue, presuntamente, asesinado y encerrado en el maletero de su coche, al que los agresores prendieron fuego con él dentro. El subdelegado del Gobierno en Toledo, Francisco Javier Corrochano, confirmó que se ha decretado el secreto de sumario. La identificación oficial del cadáver se realizará mediante la prueba de ADN.

La víctima no había sufrido ningún atraco o robo previo en los 15 años que llevaba dedicado a la joyería.