Público
Público

Los préstamos a consumidores y empresas crecerán levemente en 2010 en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La agencia de calificación de riesgo Fitch prevé que los prestamos a empresas y a consumidores en la zona del euro y en el Reino Unido crecerán este año ligeramente en el mejor de los casos, tras la brusca contracción que sufrieron el pasado año.

Los bancos, que han salido de la crisis más fuertes y mejor capitalizados, probablemente sacarán provecho de su creciente posición de dominio para aumentar su cuota de mercado, afirmó hoy la agencia en un comunicado.

Los mecanismos utilizados por los Gobiernos para apoyar al sector financiero han impulsado la liquidez y la confianza, pero no han logrado estimular la concesión de créditos.

Según Fitch, la reducción del número de préstamos ha sido inevitable debido a la contracción de la actividad económica en toda la zona del euro y Gran Bretaña, que se mantiene al margen.

La buena noticia es que el recorte de los préstamos bancarios para la zona euro ha sido muy inferior a la propia contracción económica de la región: un descenso del 1,9 por ciento en 2009, frente al 4 por ciento de caída del PIB.

La agencia considera que la crisis crediticia es un problema más grave en los países con sistemas bancarios debilitados como los de Reino Unido, Irlanda y Bélgica, donde el control del crédito ha sido más pronunciado.

Teniendo en cuenta que las quiebras empresariales alcanzaron niveles récord en 2009, Fitch considera "apropiado" en algunos caos que los bancos se hayan vuelto mucho más exigentes a la hora de valorar el riesgo de ese tipo de operaciones.

El sector más perjudicado del endurecimiento de las condiciones de crédito es el de la pequeña y mediana empresa, que soporta tradicionalmente más riesgo, a pesar de que los gobiernos han desarrollado programas de ayudas específicas para pymes, especialmente en Francia.

Además, la situación de las pymes es especialmente vulnerable si se tiene en cuenta que éstas dependen en exceso de los prestamos bancarios.

Por el contrario, las compañías de mayor tamaño pueden obtener financiación más fácilmente al poder recurrir a los mercados de capitales directamente y tener así que depender menos de los créditos bancarios.

A pesar de que los signos de recuperación económica han vuelto a la mayoría de los países europeos, el repunte es frágil y la disponibilidad de créditos será un factor esencial para apuntalar una recuperación económica sustancial, indica Fitch.