Público
Público

El primer ministro peruano presenta su renuncia "irrevocable"

Asume el "costo político" por las muertes de policías y civiles ocurridas el mes pasado en enfrentamientos en la selva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro de Perú, Yehude Simon, entregó hoy al presidente del país, Alan García, su carta de renuncia 'irrevocable' al cargo, en la que asume el 'costo político' por las muertes de policías y civiles ocurridas el mes pasado en enfrentamientos en la selva.

'Hoy le reitero (al presidente García) mi renuncia irrevocable', señala Simon en la carta, que fue presentada durante el Consejo de Ministros en el Palacio de Gobierno y dada a conocer por la agencia estatal Andina.

El jefe del Gabinete había manifestado hace cuatro semanas su disposición a dejar el cargo y el propio García había anunciado en los últimos días que el próximo fin de semana daría a conocer la formación del nuevo Gabinete. La formalización de la renuncia fue aprovechada por el remitente para agradecer al mandatario el apoyo recibido.

'Durante los últimos nueve meses he tenido la oportunidad de servir a mi país desde el Gobierno Nacional, gracias a la confianza que usted me brindó para ejercer el cargo de primer ministro de Estado', señaló Simon a modo de inicio de la carta.

El presidente del Consejo de Ministros saliente hace en su carta de renuncia un recorrido por los que considera logros de su gestión, y entre los que destaca los 'inmensos esfuerzos y logros conseguidos en el proceso de descentralización'.

Sin embargo, el político peruano pasa luego a hablar de 'los sucesos de Bagua', donde el 5 de junio los enfrentamientos entre indígenas de la Amazonía en huelga y policías.

'Como usted sabe, querido presidente, he asumido, como debe ser, el costo político de esta desgracia que marca a toda la patria, y lo asumo por el respeto que le tengo al país y la lealtad a su Gobierno', afirma Simon en su misiva de renuncia.

El jefe del Gabinete, cuyo nombramiento fue criticado desde varios sectores políticos por su relación en el pasado con el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru, culmina su carta elogiando la labor del presidente García.