Público
Público

Puig exculpa a los Mossos de la pérdida de un ojo de una mujer el 14-N

El conseller asegura que la actuación de la policia autonómica el día de la huelga geenral fue correcta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller de Interior, Felip Puig, ha descartado este lunes que las heridas sufridas por la mujer que perdió un ojo al término de la manifestación por la huelga general del pasado 14 de noviembre obedezcan a 'una acción de los Mossos' y ha apuntado que podrían ser causadas por objetos lanzados por alborotadores.

Puig ha comparecido ante la Diputación Permanente del Parlament, a petición de la oposición, para dar explicaciones sobre la actuación de la policía catalana en la jornada de huelga general, en la que además de la manifestante que perdió un ojo en Barcelona, un niño resultó herido en la cabeza en Tarragona por un golpe de porra de los Mossos d'Esquadra.

El conseller de Interior en funciones ha considerado correcta la actuación policial en la jornada de la huelga, con la excepción de esas 'dos situaciones' que, en su opinión, 'escapan de esa valoración positiva'.

En el caso de Esther Quintana, la mujer de 42 años que perdió un ojo al recibir un impacto en el pómulo al término de la manifestación, Puig ha insistido en que en la zona en que ésta se encontraba no hubo 'ningún lanzamiento de proyectiles', con la excepción de dos salvas que no disparan ningún proyectil. Tras descartar con rotundidad que las heridas sufridas por Quintana fueran provocadas por una 'acción de los Mossos', el conseller ha apuntado que en la zona donde se encontraba la manifestante se produjeron incidentes protagonizados por alborotadores que lanzaron objetos contundentes contra la policía.

Respecto al incidente ocurrido en Tarragona, con un niño herido y otra menor golpeada por los mossos a los que recriminaba su actuación, Puig ha mantenido que la actuación de los tres policías que intervinieron pudo ser 'desproporcionada y no ajustada a los protocolos', por lo que estos agentes han sido apartados de las operaciones de orden público pese a permanecer en la misma unidad.