Publicado: 26.02.2014 19:09 |Actualizado: 26.02.2014 19:09

Realia recorta sus perdidas gracias a las quitas de deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Realia registró una pérdida neta de 51 millones de euros en el ejercicio 2013, lo que supone recortar en un 84% los números rojos contabilizados en 2012, gracias a una quita de deuda y a las menores provisiones, informó la inmobiliaria controlada por FCC y Bankia.

El resultado refleja la quita de deuda de 17 millones de euros acordada en su última refinanciación, y provisiones de 64 millones de euros realizadas para continuar con su política de saneamiento del balance y los activos. Además, la firma no ha activado créditos fiscales por 18 millones. En caso de descontar los ajustes contables y los impuestos, la compañía inmobiliaria habría cerrado 2013 con un beneficio de 44 millones de euros.

Los ingresos de Realia se redujeron en un 6,3% el pasado año, hasta 203,4 millones de euros. El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se situó en 103,3 millones de euros, un 16,8% menos.

El 83% del negocio de la empresa procede de la actividad patrimonial, del arrendamiento de su cartera de edificios, que generó 166,6 millones de euros, un 3,7% menos. La filial francesa SIIC de París contribuyó con 69,6 millones. De su lado, el negocio de promoción y venta de vivienda se contrajo un 3,6%, hasta 24,3 millones, dado que, según la empresa, "continúa afectado por la importante restricción del crédito que impide la obtención de financiación a los potenciales compradores".

Durante 2013, Realia, por la que ha mostrado su interés Pontegadea, la firma inmobiliaria de Amancio Ortega, entregó y, por lo tanto facturó, un total de 131 viviendas, frente a 148 unidades entregadas en el año anterior, por un importe de 24,3 millones de euros (un 3,6% menos). De esta forma, a cierre del año, contaba con un stock de 806 pisos terminados y pendientes de entrega, de las que sólo 37 están vendidas.

En el capítulo financiero, Realia concluyó el ejercicio con una deuda neta de 2.102 millones de euros, importe un 3% interior al de 2012. De su lado, el valor de su cartera de activos sumó 3.384 millones de euros, lo que implica una devaluación del 4,3%, fruto principalmente del ajuste de los activos residenciales, que suponen en 15% del total.

La compañía que preside Ignacio Bayón recordó que, en virtud del compromiso de lograr fondos de terceros contraído con sus bancos en el reciente acuerdo de refinanciación del pasivo, la inmobiliaria y sus dos accionistas de control, FCC y Bankia, han encomendado a Goldman Sachs la búsqueda de nuevos socios para la empresa. En el marco de este proceso, Pontegadea, firma inmobiliaria de Amancio Ortega, y varios fondos de inversión, han manifestado asimismo su interés por la inmobiliaria, propietaria de una de las Torres Kio de Madrid.