Público
Público

Roma acoge el Europride 2011 con Lady Gaga como invitada de excepción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cientos de miles de personas se congregaron hoy en Roma, llenando sus calles de color y de música, para participar en la Marcha del Orgullo Gay "Europride 2011", que en esta edición contará con una invitada de excepción, la cantante estadounidense Lady Gaga.

Cinco motoristas de la asociación GAM (Grupo Alternativo de Motociclistas) y del LCR (Leather Club de Roma) abrieron la marcha de la que está considerada la manifestación más importante a nivel europeo dedicada al orgullo gay y en la que, según los organizadores, participaron 500.000 personas venidas de toda Europa.

El desfile, que comenzó en la plaza de la República de la capital italiana, estuvo encabezado por una pancarta en la que podía leerse "Europride be proud".

Los participantes avanzaron al son de música pop y tecno, convirtiendo las calles de la capital italiana en una fiesta, mientras se dirigían a la explanada del Circo Máximo, en pleno centro de la ciudad.

Y es que es aquí donde está previsto que se cierre la marcha con la actuación de Lady Gaga, que alrededor de las 21.00 hora local (19.00 GMT) dirigirá un discurso a los participantes en el acto e interpretará "Born this way", el tema que da nombre a su último álbum.

La intervención de Lady Gaga ha levantado mucha expectación por si contenía ataques al Papa o alguna alusión a la Iglesia católica, aunque desde la asociación Arcigay se señalado que será un discurso "muy sereno".

Durante la marcha participaron cerca de cuarenta carrozas, adornadas de manera llamativa y en las que predominaron los colores del arco iris sobre las que los participantes no dejaron de bailar mientras pasaban por delante de algunos de los lugares más emblemáticos de Roma.

Entre los participantes destacaron las pelucas rubias que portaban muchos de ellos en honor a Lady Gaga y a Raffaella Carra, cuyo tema "A fare l'amore ci pensi tu" ("En el amor todo es empezar"), remezclado por el DJ Bob Sinclar y destinado a ser uno de los temas del verano, es uno de los himnos del acto de hoy.

En el desfile pudieron verse familias con niños, parejas homosexuales y heterosexuales, así como numerosos políticos italianos que quisieron apoyar el acto, entre ellos el presidente de la región Apulia, Nichi Vendola, que se define como homosexual, católico y comunista.

Vendola señaló que la manifestación de hoy lanza "un mensaje simple y fuerte: la diversidad es una riqueza, no una amenaza".

No faltaron pancartas polémicas como las que pedían el exilio del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, o las que lanzaban críticas al Vaticano con lemas como: "El infierno real: El Vaticano, Guántanamo mental", o una imagen de Jesús con letras sobreimpresas en las que se leía "Líbranos del mal. Líbranos del Vaticano".

Asimismo, muchos de los participantes italianos en el acto pidieron a través de camisetas y pancartas que se apruebe una ley sobre el matrimonio homosexual en Italia.

Durante la presente legislatura, Berlusconi ha señalado que bajo su Gobierno nunca se reconocerá en Italia ni el derecho al matrimonio ni a la adopción a las parejas homosexuales.

Asimismo, las asociaciones de homosexuales han denunciado en varias ocasiones el clima de odio y de discriminación que viven en el país. EFE