Público
Público

Rosell se queja por la "codicia" de algunos directivos de cajas

El presidente de la CEOE cree que la economía española está "en peligro" y pide gestionar lo público como si fuera privado. Rato cruza los dedos porque haya buenas noticias económicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha denunciado lo que considera la 'codicia' y conducta 'escandalosa e inmoral' de algunos directivos de entidades financieras que son recompensados con 'cantidades astronómicas' pese a hacer un 'daño terrible'. 

Rosell participaba en un desayuno informativo junto al presidente de Bankia, Rodrigo Rato, quien percibe una remuneración anual de más de 10 millones de euros por su cargo. 'Ha habido directivos codiciosos, avariciosos y desvergonzados', ha asegurado el presidente de la patronal.

Les tilda de 'codiciosos, avariciosos y desvergonzados'

Pero no sólo sobre las indemnizaciones ha hablado Rosell. También se ha referido a la actual situación económica de España que, a su juicio, está 'en situación de peligro'. 'O reconducimos la situación o nos vamos hacia situaciones muy complicadas', ha dicho Rosell, quien ha pedido al próximo Ejecutivo 'establecer necesidades' y 'urgencias en el corto y medio plazo'. 

En este sentido, Rosell ha pedido que los servicios públicos se gestionen 'como si fueran privados', así como una mayor colaboración entre administraciones y empresas. El presidente de la CEOE cree que el gasto público 'ha crecido mucho' y que debe racionalizarse. También se ha quejado de la 'duplicidad de organismos públicos' afirmando que 'se nos ha ido la mano' y ha criticado que se hayan creado 'entes tremendamente deficitarios, como telvisiones autonómicas y locales'. 

Rato ve 'grandes cambios' y espera que 'sean a mejor'

Así, Rosell aboga por 'aprovechar muchísimo más la colaboración público-privada'. 'Hay que mejorar en serio la eficiencia del gasto público y la mayor parte debe de venir del gasto corriente y no sólo de la inversión'.

Por su parte, Rodrigo Rato, ha advertido que la competitividad de la economía española está 'en cuestión' y que se acercan 'grandes cambios'. 'Hay que cruzar los dedos para que sean cambios a mejor', ha añadido.

Rato considera que los empresarios van a tener 'un protagonismo muy importante' y que 'el diálogo social tiene que demostrarnos qué nos va a dar de cara al futuro'.