Público
Público

El sector inmobiliario hace que enero sea el peor de la serie histórica desde 1997

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sector inmobiliario ha sido el causante de que el paro subiera en 132.378 personas en enero, lo que convierte a este mes en el peor de la serie histórica desde 1997, año en que hay datos homologables, y sitúe el número de desempleados en 2.261.925, según el Ministerio de Trabajo.

Desde enero de 2007 el paro se ha incrementado en 179.417 personas, un 8,6 por ciento.

Además, el número de afiliados a la Seguridad Social descendió en enero en 84.697 personas hasta situarse en un total de 19.111.058 trabajadores.

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, achacó los malos datos al ajuste "rápido y concentrado" que se ha producido en el sector inmobiliario y anunció que propondrá a los interlocutores sociales un programa de medidas para la formación de los trabajadores afectados a fin de recolocarlos en otros sectores "lo antes posible".

Para ello, afirmó, el Gobierno cuenta con recursos suficientes, por lo que espera llevar el programa al Consejo de Ministros antes de las elecciones.

Así, el paro en enero donde más subió fue en los servicios -la mayoría relacionados con el sector inmobiliario- en 98.194 personas, seguido de la industria, con 9.714, el colectivo sin empleo anterior, 9.081 personas; en construcción aumentó en 8.930 y en agricultura en 6.549.

Caldera también se refirió a otras medidas que "inyectarán" casi 10.000 millones de euros a las familias españolas (por la actualización de las cláusulas de revisión salarial y pensiones) más la devolución de los 400 euros en el IRPF si el PSOE gana las próximas elecciones.

Además, el titular de Trabajo afirmó que se mantendrá la inversión en obra pública y destacó que se atraerá hacia esa actividad a las constructoras que hasta ahora se dedicaban principalmente a la vivienda libre.

El ministro dijo que a pesar de que el dato del paro en enero "es muy malo" en la actualidad y en términos históricos, "hay más gente que nunca trabajando en España", además de que la tasa de paro es la más baja y "nunca" se había producido un incremento "tan notable" del empleo.

Los datos, no obstante, eran "esperados", según Caldera, ya que la EPA de diciembre ya lo había puesto de manifiesto.

En este sentido, en enero el paro femenino subió en 81.920 personas, mientras que el masculino se incrementó en 50.458; afectó más a los mayores de 25 años (110.254) que a los menores de 25 años, (22.124) y también subió entre los extranjeros (28.743).

Además, el paro aumentó en todas las comunidades, encabezadas por Andalucía y Madrid.

En declaraciones a Efe, el ex ministro de Hacienda del PP Cristóbal Montoro, afirmó que España está "al final" de la etapa de crecimiento económico que dejaron los Gobiernos del PP y está perdiendo "completamente" su capacidad para generar empleo.

Montoro acusó al Ejecutivo de querer presentar el final de legislatura como la etapa "más lucida" de la evolución económica, cuando en realidad, aseveró, "es al revés".

CCOO y UGT reclamaron la reinserción en el mercado laboral de las personas que están perdiendo sus empleos, reivindicación a la que se sumó la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett).

Además, ambos sindicatos consideraron necesario apostar por un modelo productivo que fomente el trasvase del empleo a sectores con mayor valor añadido.

USO afirmó que las cifras del paro confirman la crisis económica que el Gobierno "se niega a reconocer" y reclamó medidas inmediatas para que la actual "crisis" no se convierta en recesión.

Para la CEOE el aumento del paro confirma la desaceleración de los últimos meses, aunque recomendó cautela para ver el alcance de esta tendencia.

La patronal destacó también el descenso de la contratación ya que, según Trabajo, en enero había 1.581.360 contratos registrados, lo que supone 71.790 contratos menos con respecto al mismo mes de 2007.

La asociación de trabajadores autónomos ATA cree que los datos "agudizan" la desaceleración económica, mientras que UPTA reclamó políticas que promocionen el empleo en las pequeñas empresas.