Público
Público

El Senado está ante el último obstáculo antes de aprobar la reforma del sistema de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Senado de Estados Unidos deberá salvar hoy un último obstáculo de procedimiento antes de, finalmente, someter a votación mañana, jueves, el proyecto de reforma del sistema de salud en el pleno de la cámara alta.

El proyecto, la gran prioridad de política interna del presidente Barack Obama, ya fue aprobado el mes pasado por la Cámara de Representantes.

La vía libre para la iniciativa quedó virtualmente asegurada el martes cuando sus patrocinadores lograron los 60 votos que necesitaban para acelerar el debate y realizar la votación el jueves.

Una vez aprobada esa versión, el jueves tendrá que ser armonizada por la de la Cámara antes de su envío al mandatario estadounidense para la promulgación.

Harry Reid, líder de la mayoría demócrata del Senado, integrado por 100 miembros, pidió el martes a los legisladores dejar de lado los ataques personales para así iniciar las vacaciones navideñas "de manera pacífica".

El proyecto de ley busca dar cobertura médica a cerca de 30 millones de estadounidenses que carecen de ella, pero excluye específicamente a los inmigrantes ilegales.

La versión del Senado eliminó específicamente la creación de un seguro del Gobierno, conocido como "opción pública", que compitiera con el sector privado, una posibilidad que sí contempla el proyecto de la Cámara de Representantes.

En su lugar, se permitiría que las aseguradoras privadas ofrezcan planes de cobertura en todo el país, sin estar sometidos a las normas de cada estado.

Además, una de las grandes innovaciones del proyecto prohíbe a las aseguradoras rechazar cobertura a quienes padezcan enfermedades e impone límites a los beneficios de esas compañías.

Las gestiones en el Senado se realizarán después de que una encuesta reveló el martes que un 56 por ciento de los estadounidenses se opone a la reforma y que un 51 por ciento critica las gestiones del presidente Obama para su aprobación.

La consulta fue realizada por el Centro de Sondeos de la Universidad Quinnipiac (Connecticut) y muestra, según su director, Peter Brown, que "aunque los líderes (demócratas) en el Senado aparentemente tienen los votos para aprobar una reforma sanitaria (...) fuera de Washington el respaldo parece débil".