Público
Público

Un sondeo prevé que el precio de los pisos caiga hasta 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Nigel Davies y Paul Day

El precio de la vivienda en España caerá en cifras cercanas al doble dígito entre este año y el siguiente mientras la tasa de desempleo y la sobreoferta siguen golpeando las bases del que fuera uno de los sectores de referencia de la economía española, según datos de una encuesta realizada por Reuters.

La crisis financiera global ha colocado a España en situación de recesión tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, que a mediados de 2008 provocó una espiral a la baja de los precios, de la demanda y el cierre de muchas empresas del sector.

Un sondeo entre 22 economistas y analistas en Europa ha mostrado pocas esperanzas de estabilización temprana para los precios de los pisos, a pesar de que algunos indicadores señalan que el declive de la vivienda está comenzando a contraerse.

El sondeo muestra que los precios de los pisos caerán un 9,3 por ciento en 2009 y un 7,3 por ciento en 2010.

Analistas dijeron que todavía esperan un descenso del 10 por ciento desde los niveles actuales, lo que implica una caída del 25 por ciento desde los máximos de 2007.

Las estimaciones del Gobierno hablan de alrededor de un millón de casas sin vender en España, lo que hace que el repunte de los precios sea improbable durante un tiempo, particularmente con una tasa de desempleo cercana al 20 por ciento.

"El único modo de que el mercado inmobiliario español resurja de la crisis es mediante un rápido y significativo descenso de los precios", dijo Fernando Encinar, de idealista.com.

"El ajuste más importante todavía no se ha visto reflejado en los datos publicados ni por las inmobiliarias ni por el Ministerio de Vivienda, pero si en las negociaciones previas entre compradores y vendedores. Incluso así, todavía no es suficiente".

El sondeo mostró que la mitad de los 22 analistas consultados creen que los precios de la vivienda no se van a estabilizar hasta dentro de uno o dos años.

Seis dijeron que llevaría entre seis y doce meses encontrar el suelo y cuatro afirmaron que no se lograría hasta dentro de más de dos años. Uno afirmó que se estabilizaría en seis meses.

La economía española se contrajo un 0,4 por ciento en el tercer trimestre, el quinto consecutivo con tasas negativas, según datos del Banco de España. Eso contrasta con Francia y Alemania, que han salido de la recesión en el segundo trimestre y se espera que crezcan en el tercero.

Sin embargo hay algunos signos de esperaza de los datos oficiales que muestran que lo peor de la crisis podría haber pasado. El precio de la vivienda cayó un 7,8 por ciento interanual en el tercer trimestre, tras una caída récord del 8,2 por ciento en el segundo.

Antes de la crisis económica, el Banco de España dijo que el mercado inmobiliario estaba sobrevalorado al menos en un 30 por ciento y, según la página web inmobiliaria facilisimo.com, los precios han caído alrededor de un 14 por ciento desde los máximos de mediados de 2007.

IMPACTO DE LOS TIPOS DE INTERES

Pero las previsiones podrían empeorar si el año que viene el Banco Central Europeo eleva los tipos de interés desde los mínimos históricos del 1 por ciento, algo que los expertos esperan que ocurra en la segunda mitad del año.

"Aunque el crecimiento de los ingresos disponibles probablemente comience a expandirse de nuevo en 2011, el impacto de tipos de interés más altos desde junio de 2010 será un lastre en la capacidad para la compra de vivienda", afirmó Guillaume Menuet de BofAML.

El sondeo también mostró unas previsiones inciertas, con un rango desde una subida del 1 por ciento a una caída del 13 por ciento.

El precio de los pisos podría caer ante el temor de que los bancos españoles no hayan reconocido plenamente lo castigados que están por el colapso del mercado inmobiliario.

El pasado lunes una fuente dijo a Reuters que el Banco de España iba a forzar a los bancos a doblar las provisiones por los inmuebles llevan más de un año en su balance como daciones en pago.

La mayoría de los economistas estaban convencidos de que el mercado volvería a la normalidad una vez se produjese el descenso necesario del precio de los inmuebles.

Raj Badiani de IHS Global Insight dijo que la demanda de vivienda se reavivaría a medio plazo ayudado por la inmigración y el incremento de los hogares unipersonales.

El sondeo apunta a que el precio de los pisos seguirá cayendo en 2011, pero sólo un 2,5 por ciento.