Público
Público

Ssangyong, en bancarrota, y la industria del motor tiembla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Hugh Lawson y Jongwoo Cheon

El fabricante surcoreano de automóviles Ssangyong pidió el viernes protección por bancarrota y la primera compañía del sector en ese país, Hyundai Motor, dijo que recortará la producción, mientras la crisis financiera mundial arrasa con la industria en todo el planeta.

La agencia de calificación crediticia Moody's puso a Honda Motor en revisión para una posible baja y el consejero delegado de Ford Motor, Alan Mulally, sostuvo que hay pocas perspectivas para una pronta mejora.

Moody's advirtió que "el negocio automotor en todo mercado desarrollado está en recesión, especialmente desde octubre de 2008, lo que persistirá durante 2009 y posteriormente".

Si la agencia bajara la calificación de Honda, elevaría sus costos para pedir préstamos. La firma tiene deudas a largo plazo de unos alrededor de 26.000 millones de dólares (unos 19.150 millones de dólares) que se ven afectadas por la revisión, indicó Moody's.

Fabricantes de coches de todo el mundo han cerrado fábricas, eliminado empleos y extendido las vacaciones para liquidar los inventarios de vehículos sin vender.

La francesa Renault dijo que su prioridad de este año es reducir los inventarios, después de que sus ventas cayeran un 4,2 por ciento en 2008.

En tanto, las ventas del grupo BMW se hundieron un 4,3 por ciento en 2008, debido a que una retracción de un 5,8 por ciento en las entregas de la marca BMW ensombreció las cifras récord de las líneas Mini y Rolls-Royce.

También se desaceleraba e incluso retrocedía la demanda en algunos mercados emergentes, sostuvo Moody's, puestas de manifiesto con el lento crecimiento de las ventas de China publicadas el viernes.

Ssangyong Motor, tras declararse en quiebra, dijo que recortará los salarios hasta un 30 por ciento y buscará jubilaciones anticipadas para revivir su negocio. Además han dimitido el presidente y el consejero delegado.

Los acciones de Ssangyong se suspendieron antes del anuncio. El año pasado se desplomaron un 77 por ciento.

Ford es el que está en mejor estado de los tres grandes fabricantes de Estados Unidos, pero sus ventas nacionales cayeron alrededor de un 20 por ciento en 2008 y tuvo pérdidas por 8.700 millones de dólares en los primeros nueve meses de ese año.

EEUU

El consejero delegado de Ford Motor advirtió que las ventas de coches en Estados Unidos no verán una verdadera recuperación hasta 2010, dado que la crisis financiera esconde el crédito y afecta la confianza del consumidor.

"Creemos que la economía se seguirá contrayendo, al menos en los primeros dos trimestres", dijo Mulally a los periodistas en la Feria de Electrónica de Consumo en Las Vegas.

Su rival General Motors, que logró un rescate estatal por 13.400 millones de dólares para evitar un colapso, indicó el jueves que confía en conseguir concesiones de su principal sindicato para cumplir con los requisitos del paquete de salvataje.

Las ventas de automóviles en Estados Unidos, el mayor mercado del mundo, se hundieron un 36 por ciento en diciembre y la industria cerró su año más débil desde 1992, mientras que las ventas en Japón cayeron un 22 por ciento y registraron el peor diciembre de la historia.