Público
Público

Trampas tradicionales de siempre que siguen vivas en el monte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cepos
Se utilizan cada vez menos, pero no han desaparecido. Es un método nada selectivo, ya que cualquier animal puede quedar atrapado en la trampa. La presa suele morir desangrada. Las que logran escaparse no suelen sobrevivir por las heridas. También sufren amputaciones.

Lazos
Se usan, sobre todo, en la caza mayor. Se trata de un cable de acero, disimulado entre la maleza, que engancha al animal. En caza menor también se emplea para atrapar conejos y perdices.

Jaulas
Su mecanismo es sencillo y efectivo. El animal entra por la apertura delantera de la jaula, pisa un resorte, la trampa se cierra y queda atrapado vivo en su interior, sin sufrir daños. También suelen utilizarse reclamos, en ocasiones artificiales, para engañar al animal y atraerlo hacia la trampilla.

Redes
Se colocan abiertas entre las ramas de los árboles para atrapar, fundamentalmente, pequeñas aves y pajarillos.