Publicado: 07.04.2014 12:10 |Actualizado: 07.04.2014 12:10

Sólo tres meses de cárcel por tirar a un perro desde un sexto piso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Juzgado Nº 2 de lo Penal de Cáceres ha condenado a una pena de tres meses de cárcel a un joven de 24 años por un delito de maltrato a los animales, ya que lanzó a un perro a la calle desde un sexto piso, lo que le causó la muerte. Además, deberá pagar al dueño del perro la cantidad de 2.700 euros (700 por el valor del animal y 2.000 por daños morales) en concepto de indemnización, más las costas del juicio, según el fallo. El joven ha sido condenado también a un año de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con animales.

Los hechos ocurrieron el pasado 29 de junio de 2013, cuando la Policía Nacional detuvo en Cáceres al joven por la muerte del perro de un amigo de su novia, al que arrojó desde un sexto piso de un edificio ubicado en la calle Argentina. El detenido declaró tras su detención que un amigo de su novia se presentó en su domicilio y mantuvo una discusión con ella cuando entró en la casa. Según la Policía, en un momento dado cogió al perro del denunciante -un bulldog francés de diez meses- y lo arrojó al vacío por la ventana. Tras causar la muerte del animal, huyó a la carrera de la vivienda.

La protectora de animales El Refugio, que se personó como acusación, había solicitado un año de prisión, la máxima pena para este tipo de delitos. En un comunicado, el presidente de este colectivo, Nacho Paunero, ha valorado que la justicia española respalde con esta sentencia "ejemplar" la denuncia que en su día interpusieron por un acto "tan atroz" como éste. "Esperamos que sirva de aviso para todos aquellos que todavía no se han enterado de que a los animales, ni se los debe, ni se los puede maltratar", ha indicado Paunero, que ha de advertido que seguirán denunciando todos los casos de maltrato.

Esta sentencia se suma a una lista de casos de maltrato animal que han sido resueltos por jueces españoles con condenas de cárcel para los imputados, según este colectivo. Aunque en muchos casos los condenados a penas de cárcel por este tipo de delitos no ingresan finalmente en prisión, ha aclarado que pasan a tener antecedentes penales, lo que significa que si tienen el más mínimo problema con la ley ingresarían directamente en prisión.