Público
Público

Trichet presiona a España para que haga las reformas

Cree "extremadamente importante" cambiar las pensiones y el mercado laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las peticiones para que el Banco Central Europeo (BCE) ayude a los países de la eurozona que están más en solfa no dejan de crecer, pero el organismo sigue dando capotazos para quitarse el muerto de encima. Hoy, el presidente de la institución, Jean-Claude Trichet, aseguró que la responsabilidad de que la incertidumbre actual desaparezca es del Gobierno de cada país. Y al español le encargó que profundice en las reformas del mercado laboral y de las pensiones. A juicio de Trichet, es 'extremadamente importante' y 'esencial para la prosperidad de esta economía'. Tanto para España como para el resto de países, recomendó trabajar con decisión y hacer 'lo que haga falta' para estar protegidos y para que las turbulencias no les afecten.

Preguntado explícitamente por ello, el presidente del BCE no quiso entrar a opinar sobre si podría llegar el momento en que España tuviera que ser rescatada. Sin embargo, Ewald Nowotny, miembro del consejo de gobierno del BCE, fue taxativo al asegurar que ni España ni Portugal necesitan recurrir a ayudas de la UE y el FMI. Eso sí, Trichet destacó que la economía española es una de las europeas que está evolucionando trimestre a trimestre por encima de las previsiones y valoró que ya se han tomado 'decisiones importantes' y acometido reformas estructurales. A su favor cuenta, recordó, con la mejoría de otras potencias europeas, como Alemania, que tirarán de su crecimiento. 'Esto es bueno, pero no debemos quedarnos dormidos en los laureles', advirtió en una rueda de prensa en Madrid ofrecida tras el V Seminario de Alto Nivel del Eurosistema y los Bancos Centrales de América Latina.

Aunque con su habitual lenguaje críptico no profundizó en ninguna de las más de 15 cuestiones que le plantearon los periodistas, el banquero se esforzó por transmitir un mensaje de confianza a los ciudadanos al asegurar que la situación de incertidumbre actual (con las primas de riesgo subiendo de nuevo) empezará a relajarse no tardando mucho. 'Estamos en compás de espera', ya que 'el mercado necesita tiempo para darse cuenta de que han entrado en escena nuevos elementos positivos', dijo Trichet, quien recriminó que no se valore lo suficiente que el déficit de la zona del euro vaya a terminar este año por debajo del de las dos economías más desarrolladas del mundo (Estados Unidos y Japón).

Sobre posibles movimientos de los tipos de interés, Trichet no descartó aplicar alguna subida el próximo año si la inflación sigue subiendo, especialmente en Alemania. 'Todas las decisiones que tomamos tienen como objetivo garantizar la estabilidad de precios', recordó.

Una de sus preocupaciones actuales es el continuo incremento de la cotización del petróleo. 'Estamos alerta y lo observamos con mucho interés', dijo. Los expertos alertan de que una subida temprana de los tipos podría ser muy perjudicial para España y muy dañina para los hogares, que verían crecer el precio de sus hipotecas.