Público
Público

La UE celebra las liberaciones en Colombia pero dice que las FARC quedaron cuestionadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El embajador de la Unión Europea (UE) en Colombia, Fernando Cardesa, celebró hoy la liberación de seis secuestrados durante la última semana, pero también reconoció que el incumplimiento de las previsiones en el proceso "ha puesto en duda la supuesta buena voluntad de las FARC".

Cardesa se refirió así al compromiso que se incumplió el domingo de liberar a dos rehenes, lo que llevó a que el operativo se extendiera hasta hoy, cuando la guerrilla entregó a los dos últimos cautivos: el mayor de la Policía Guillermo Solórzano y el cabo del Ejército Salín Antonio Sanmiguel.

"El cumplimiento de las previsiones no se ha producido de la manera como estaba anticipada. Este retraso ha generado zozobra y ha puesto en duda la supuesta buena voluntad por parte de las FARC", manifestó a Efe el embajador europeo.

Cardesa hizo estas declaraciones después de que la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, dijera, a través de un comunicado, que la liberación de estas personas por las FARC "constituye un buen paso hacia el cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario".

Sin embargo, declaró que "el secuestro, el 10 de febrero, de dos trabajadores en el departamento del Cauca es una clara contradicción con el espíritu humanitario que, según las FARC, está detrás de estas liberaciones".

Ashton también reconoció que "las circunstancias que rodearon la liberación de los dos últimos secuestrados suscitan serios interrogantes".

Así, la UE hizo un llamamiento a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y a los demás grupos armados que operan en Colombia "a liberar inmediatamente a todos los demás secuestrados que permanecen en cautiverio".

Cardesa, por su lado, ofreció el "apoyo incondicional" de la Unión Europea al Gobierno de Colombia y comentó que "sólo" si el presidente Juan Manuel Santos "diera una orientación o pidiera a la UE cualquier apoyo en un proceso de paz se aceptaría gustosamente".