Público
Público

Vázquez aboga por las cajas gallegas pero dice que las finanzas no son una "aldea gala"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PSdeG, Pachi Vázquez, ha apostado por el consenso parlamentario para adecuar la ley gallega de cajas a la Constitución y para preservar la galleguidad de las instituciones financieras, aunque advirtió sobre la posibilidad de que haya quien piense que vive "en una aldea gala".

A punto de cumplirse un año de las elecciones, Vázquez opinó, en una entrevista con EFE, que este periodo, en lugar de ser una "luna de miel" para el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha convertido en la "demolición sistemática" de logros del anterior Gobierno, y sostuvo que el jefe del Ejecutivo no ha hecho más que meterse en "charcos" como la polémica lingüística o de las cajas.

Sobre el recurso del Gobierno central sobre la ley de cajas de Galicia, dijo que "estamos a tiempo (de solucionar el conflicto), pero ya perdimos muchos meses y el reloj juega contra Galicia".

Pese a calificar al jefe del Ejecutivo de "presidente de los líos", Vázquez insistió en que Galicia precisa de "grandes acuerdos" en estos momentos de dificultad.

Además, reveló que recibió una carta, "muy amable, por cierto", de Núñez Feijóo en la que le agradecía su disposición a negociar aspectos de política territorial, ante lo que le emplazó a la búsqueda de acuerdos también en asuntos como el empleo, la educación o la lengua.

Pachi Vázquez dijo no ver "límites" en el recorrido político del ministro de Fomento, José Blanco, ya que es una persona "en búsqueda constante de soluciones", cuando Feijóo lo es "de conflictos".

Además, Vázquez apuntó que nadie en su partido esté pensando en la sucesión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "Es el principal activo que tenemos", dijo, y le ha tocado "navegar con olas de nueve metros: que se mueva el barco está claro, pero también que hay capitán", afirmó.

Por otra parte, dijo que los socialistas están "encantados" con los alcaldes de las grandes ciudades y agregó que confía en ampliar el poder municipal del PSOE en las elecciones del año que viene.

"Tenemos dos objetivos claros: la Diputación de Pontevedra y de Ourense, donde el PP está roto", mientras la victoria en la primera de ellas "va a ser foto finish: por un puñado de votos", concluyó.