Público
Público

Veteranas de guerra se quejan menos del dolor que los hombres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las veteranas de las guerrasen Irak y Afganistán son menos propensas a quejarse deenfermedades físicas que sus pares varones.

Este resultado surge de un estudio sobre más de 91.000veteranos estadounidenses y va en contra de lo que sucede en lapoblación general, donde las mujeres registran más problemas dedolor crónico, incluidas migrañas, fibromialgia y dolorabdominal persistente.

El 43 por ciento de los veteranos que participaron delestudio dijo que había tenido dolor físico durante un año. Y el20 por ciento de aquellos a los que se les evaluó el dolor porlo menos tres veces tenía síntomas durante por lo menos variosmeses.

Los hombres eran más propensos a mencionarlo: el 44 porciento dijo que había sentido dolor en algún momento del año, adiferencia del 38 por ciento de las mujeres.

En el grupo al que se le evaluó el dolor persistente, el 21por ciento de los hombres, frente al 18 por ciento de lasmujeres, tenía síntomas persistentes.

Pero las mujeres con dolor eran menos propensas que loshombres a describirlo como moderado a grave. Entre todos losveteranos con algún nivel de dolor, el 68 por ciento de lasmujeres sentía dolor moderado o grave, a diferencia del 63 porciento de los varones.

El equipo de la doctora Sally G. Haskell, del VAConnecticut Healthcare System, en West Haven, publicó losresultados en la revista Pain Medicine.

Los autores ignoran por qué los resultados en los veteranosdifieren a los de los civiles.

El equipo cree que la exposición al combate podría influir.Si los hombres son más propensos a sufrir una lesión grave otrastorno por estrés postraumático después de prestar servicioen una zona de combate, eso podría explicar el aumento de lasquejas por dolor.

Asimismo, escribieron los investigadores, es posible que"la amenaza continua" que los soldados vivieron en Irak yAfganistán equilibre básicamente en hombres y mujeres el riesgode desarrollar dolor asociado con el estrés.

Comprender las diferencias de género en el riesgo de losveteranos de desarrollar enfermedades será cada vez másimportante a medida que más y más mujeres ingresen a lasFuerzas Armadas.

"Si los programas de VA se ocupan de la creciente cantidadde personal femenino, comprenderemos mejor la prevalencia deldolor y de las diferencias entre los géneros asociadas con elsufrimiento y el tratamiento del dolor", escribió Haskell.

"Esto es importante también para los legisladores y losproveedores de salud que quieren mejorar la identificación y elmanejo de los trastornos del dolor", añadió la experta.

FUENTE: Pain Medicine, octubre del 2009