Público
Público

Una visión berlanguiana de la Guerra Civil

La 1 estrena el próximo lunes la serie ‘Plaza de España'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 18 de julio de 1936 fue una fiesta para Peñaseca, un pueblo de 300 habitantes cercano a la Sierra de Guadarrama. La alegría de sus vecinos no se debió a que apoyaran la sublevación militar, que no les interesaba, sino por la muerte de una figura fundamental del pueblo: el marqués. Con este planteamiento arranca la serie Plaza de España, que La 1 estrenará el próximo lunes (22.15 horas) y que sustituirá a Los misterios de Laura.

Esta producción de Hill Valley narra con humor la historia de estos vecinos que, al darse cuenta de que el marqués no tenía familia, decidirán heredar todas sus propiedades para mejorar su nivel de vida. Sin embargo, el Ejército Nacional llegará al pueblo para buscar al difunto, por lo que los vecinos crearán una gran mentira que dará lugar a toda clase de situaciones cómicas.

Un joven teniente, interpretado por Gorka Otxoa, será el encargado de administrar las posesiones del marqués. Pero su tarea no será fácil, ya que es originario de Peñaseca, lo que le obligará a elegir entre su lealtad a la causa y su deber con los habitantes del pueblo que abandonó cuando sólo era un niño.

Toda esta trama está ambientada en la Guerra Civil, aunque uno de sus protagonistas, Enrique Villén, deja claro que no es una ficción más sobre la contienda. 'Plaza de España es una serie sobre nosotros como pueblo e intentamos reírnos de nosotros mismos. Esto no tiene nada que ver con la política, todo lo contrario, está intentando exorcizar ese tema', afirmó ayer durante la presentación de esta serie.

En este sentido, Janfri Topera, otro de los actores, destacó que se trata de 'una superación' de la Guerra Civil, e indicó que los personajes reflejan 'la idiosincrasia española de toda la vida'. 'Esta serie consigue mostrar que a través del humor nos podemos entender, acabar con la estupidez de las dos Españas y dedicarnos a los problemas que tenemos', señaló.

Con unos guiones marcados por la influencia de Azcona, esta historia tiene un punto de 'costumbrismo, neorrealismo y surrealismo', según apuntó otro de los intérpretes, Javivi Gil. En su opinión, las historias que muestra Plaza de España tienen que ver con la Guerra Civil, pero llevadas a la actualidad: 'Vamos a poder conectar con ese imaginario colectivo que es atemporal'.

Este planteamiento es, según Villén, completamente novedoso en la pequeña pantalla, ya que 'hacer una comedia desdramatizando y autocriticándonos un poco como pueblo' está en un estilo 'muy berlanguiano', que ya se ha plasmado en el cine 'pero jamás en televisión'.

Las risas que provoque esta producción no estarán provocadas por el hecho de que sea una concatenación 'de chistes', ya que se trata de una serie con 'trama de comedia', según explicó David Troncoso, guionista y productor ejecutivo de Plaza de España, quien reconoció que se trata de un género 'muy difícil' y que 'el ratio de éxito' es 'mínimo'.

Plaza de España cuenta con 12 capítulos grabados de 25 minutos cada uno, que se distribuirán en seis emisiones. La cifra de episodios podrá aumentar en función de la respuesta del público.

Televisión Española ha decidido estrenar esta producción en verano impulsada por el éxito que cosechó en esa misma fecha con la serie Los misterios de Laura. 'Ahora hay menos consumo de televisión, pero no hay tantos productos con los que competir y pensamos que puede destacar mucho más, por encima del resto de las propuestas de otras cadenas', indicó ayer el subdirector de ficción de TVE, Javier Pascual.