Público
Público

Voluntarios forman en Ginebra una gota de sangre en el Día del Donante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un centenar de voluntarios reunidos frente a la sede europea de la ONU, en Ginebra, formaron hoy una gota de sangre gigante para alentar a las personas a convertirse en donantes, un gesto que puede salvar muchas vidas.

Las mayores necesidades de sangre se registran en partos -la pérdidas de la misma son la principal causa de mortalidad materna en el mundo- y en el tratamiento de la anemia severa, que amenaza la vida de millones de niños pobres víctimas de malnutrición y de diversas enfermedades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que los países tendrían garantizado el suministro de sangre si al menos el uno por ciento de su población fuese donante.

Sin embargo, las necesidades no son similares en todos los países, pues aquellos con sistemas de salud más desarrollados requieren más sangre.

Con ocasión de celebrarse hoy el Día Mundial del Donante de Sangre, escolares y otros voluntarios vestidos de rojo formaron una gota de sangre gigante en Ginebra, donde también se encuentra la sede de la OMS.

En esta fecha se busca poner en evidencia la importancia para la salud pública de las donaciones de sangre gratuitas.