Público
Público

La XIV Cumbre de la ASEAN concluye con un compromiso firme contra el proteccionismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) clausuraron hoy su cumbre anual con un compromiso firme contra el proteccionismo y en favor de la colaboración para superar la crisis financiera internacional.

"Acordado mantenerse firmes contra el proteccionismo y evitar la introducción de nuevas barreras o el aumento de la existentes", dice la Declaración de Cha-am, emitida al final de dos días de conversaciones en esa ciudad tailandesa, a unos 155 kilómetros al sur de Bangkok.

Los mandatarios aprobaron las "hojas de ruta" en los terrenos sociocultural y de política y seguridad para establecer la comunidad ASEAN en el 2015, el mismo año en que el bloque regional inaugurará una zona de libre comercio que abarcará a los 10 países miembros y que contendrá una población conjunta de 570 millones de habitantes.

La ASEAN, fundada en 1967, integra a Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Asimismo, los dirigentes establecieron planes estratégicos para afrontar en el futuro posibles crisis de alimentos y energía.

El primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva, anfitrión de la cumbre, explicó en conferencia de prensa al final de la reunión que en el caso de la energía han aprobado un sistema que proporciona seguridad y equilibrio.

En el apartado de los derechos humanos, la XIV Cumbre de la ASEAN comenzó a debatir, principalmente a nivel de altos funcionarios y ministros en las reuniones previas, la formación de un organismo que vele por su respeto.

El gobernante tailandés señaló que el cuerpo se establecerá el próximo octubre y que ahora es la fase de discutir cuáles serán sus atribuciones y capacidades, para salir al paso de las críticas de las organizaciones defensoras de los derechos humanos que temen que el organismo sea un mero un instrumento decorativo.

La cumbre debería haberse celebrado en diciembre pero se aplazó a causa de la crisis política que Tailandia atravesaba esos días y las habituales reuniones que se organizaban a continuación con los mandatarios de China, Corea del Sur y Japón, las tres poderosas economías de Asia, han sido pospuestas al 10 de abril.