Publicado: 22.02.2014 15:13 |Actualizado: 22.02.2014 15:13

Yanukóvich es detenido en la frontera tras ser depuesto por el Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El dirigente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, destituido hoy por el Parlamento, intentó huir a la vecina Rusia, pero fue interceptado en la frontera y ahora está en paradero desconocido, aseguró el presidente de la cámara ucraniana, Alexandr Turchínov. "Intentó subir a un avión rumbo a la Federación de Rusia, pero fue interceptado por los guardias de frontera. En este momento está escondido en algún lugar de la región de Donetsk", en la parte oriental de Ucrania, de mayoría rusohablante y granero electoral del depuesto presidente, dijo Turchínov en la cámara.

La guardia de fronteras de Ucrania impidió el vuelo de un avión charter que pretendía abandonar el país sin pasar el control fronterizo y en el que viajaba Yanukóvich. "Hoy, del aeropuerto de Donetsk (en el este de Ucrania) trató de salir un vuelo sin el correspondiente control fronterizo", explicó a las agencias locales el número dos del Servicio Estatal de Fronteras ucraniano, Serguéi Astájov, quien precisó que en el avión se encontraba el ya expresidente.  

El Parlamento ucraniano ha declarado al presidente Viktor Yanukóvich constitucionalmente incapaz de cumplir con sus obligaciones, por lo que ha sido destituido del cargo, y ha fijado un adelanto electoral para el próximo 25 de mayo. Después de que se conociese esta noticia, el canal de televisión TSN ha informado de que Yanukóvich ha salido del país y ha huido a Rusia.

Previamente, Yanukóvich había denunciado por televisión que los últimos acontecimientos violentos que han tenido lugar en este país son un golpe de Estado, anunciando que no estaría dispuesto a dimitir. Calificó lo que ocurre como "una repetición del nazismo, cuando en los años 30 en Alemania y Austria los nazis llegaron al poder". "Adoptamos dos leyes sobre amnistía, dimos todos los pasos que estabilizarían la situación política en el país. Pero pasó lo que pasó", dijo.

A la hora de tomar la decisión de destituirle, el Parlamento estaba medio vacío porque los  diputados fieles a Yanukóvich habían huído de Kiev y no estaban presentes, por lo que tampoco ha sido una decisión completamente democrática en el hemiciclo. 328 votos han sido los que han depuesto al hasta ahora presidente. Una vez tomada la decisión de destituirle, los diputados de la asamblea se pusieron de pie, aplaudieron y cantaron el himno nacional.

"Los acontecimientos que vio nuestro país y todo el mundo son un ejemplo de golpe de Estado. Intentan amedrentarme para que presente voluntariamente mi dimisión. Pero no tengo intención de dimitir", aseguró Yanukóvich, que respondió a las preguntas en ruso.

El hasta ahora mandatario ucraniano agregó que hace todo lo posible "para que en el país no haya un derramamiento de sangre". "Me están informando de que hay personas que están siendo perseguidas. Yo hago todo lo posible para defender a la gente, para que puedan acudir a sus trabajos y a las escuelas, y para detener el derramamiento de sangre", señaló.

"Esta no es oposición, son unos bandidos. A la salida del Parlamento golpean, lanzan piedras e intimidan", insistió. La Rada asumió hoy la coordinación de las labores del Gobierno, nombró un nuevo presidente de la Cámara, designó a un nuevo ministro de Interior en funciones y aprobó una ley que permitirá la liberación de la encarcelada ex primera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko.

Según cifras oficiales, al menos 80 personas han muerto esta semana en los violentos disturbios que estallaron en la capital ucraniana después de tres meses de protestas antigubernamentales.