Público
Público

Zapatero dice que hará "lo que sea" por la paz y destaca el papel de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho hoy que hará "todo lo que sea" por la paz en Oriente Próximo, "con generosidad", porque "es un deber moral" y ha destacado el peso de España como país en la esfera internacional.

En declaraciones a la Cadena SER recogidas por Efe, Zapatero ha respondido así al ser preguntado por la posibilidad de que España acoja de nuevo una conferencia internacional para la paz en Oriente Próximo.

Ha insistido en que España está muy comprometida con el proceso de paz y que hará "todo lo que sea, con generosidad", para reiniciarlo, y que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos estará "en primera línea".

Zapatero ha asegurado que ha habido una "fuerte" presión internacional para forzar a Israel a decretar el alto el fuego en Gaza, así como "presión de muchos actores" hacia Hamas para que hubiera "un compromiso y una respuesta positiva" al alto el fuego.

Se ha referido al respaldo europeo y de los países árabes al alto el fuego expresado en la conferencia internacional organizada por Egipto y Francia en la localidad egipcia de Sharm el Sheij.

Ha destacado el papel de Moratinos que, según ha dicho, "tiene un gran conocimiento y una gran capacidad de relación en la zona" en la presión internacional que ha liderado Egipto con la participación de Turquía, Siria y Jordania.

"Muchos países han contribuido a que pudiéramos llegar a esta situación", ha asegurado Zapatero quien ha añadido que ahora hay que hacer el "máximo esfuerzo" por resolver la situación humanitaria, atender a los miles de heridos, iniciar el plan de reconstrucción de Gaza y, "esperando la nueva administración norteamericana, volver a retomar la hoja de ruta del proceso de paz".

El jefe del Ejecutivo ha explicado que la intervención israelí en Gaza "habrá sido bastante inútil" porque supone el regreso a "un punto anterior", la pérdida de vidas humanas y "una radicalización de lo que representan dos mundos tan distintos".

En ese sentido, ha llamado la atención en la contradicción de que, mientras la comunidad internacional pedía mayoritariamente a Israel que no atacara, la población israelí respaldaba en un noventa por ciento la acción en Gaza.