Publicado: 18.01.2016 19:59 |Actualizado: 18.01.2016 19:59

El calor humano depositado en el océano se ha duplicado desde 1997

El equivalente al liberado por miles de bombas atómicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Representación gráfica de los nuevos hallazgos científicos. EUROPA PRESS

Representación gráfica de los nuevos hallazgos científicos. EUROPA PRESS

MADRID.- La cantidad de energía de calor artificial absorbida por los mares se ha duplicado desde 1997, según un estudio publicado este lunes en Nature Climate Change.

Los científicos han sabido hace mucho tiempo que más de 90 por ciento de la energía térmica del calentamiento global producida por el hombre entra en los océanos en lugar de en la tierra, y han observado una subida en el contenido de calor de los mares en los últimos años.



Pero un nuevo estudio, con datos de observación del océano que se remontan a la nave de investigación británica Challenger en la década de 1870 y que incluye alta tecnología moderna de monitores submarinos y modelos informáticos, ha rastreado la cantidad de calor depositada por el hombre en los océanos en los pasados 150 años.

Los océanos del mundo absorbieron aproximadamente 150 zeta-julios de energía entre 1.865 y 1.997, y luego absorbieron aproximadamente otros 150 en los siguientes 18 años, según el estudio.

Como un Hiroshima cada segundo durante 75 años

Para poner esto en perspectiva, si hubiera explotado una bomba atómica del tamaño de la que cayó sobre Hiroshima cada segundo durante un año, la energía total liberada sería 2 zeta-julios. Así, desde 1997, los océanos terrestres han absorbido la energía de calor artificial equivalente a una bomba de estilo Hiroshima que explotase cada segundo durante 75 años consecutivos.

"Los cambios de los que estamos hablando, son muy, muy grandes números", dice el coautor del estudio Paul Durack, oceanógrafo en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore en California.

Debido a que hay décadas en que no se disponía de buenos datos se ha recurrido a simulaciones por ordenador, las cifras globales son genéricas, pero aún son fiables, dijeron los autores del estudio. La mayor parte del calor añadido ha sido atrapada en los primeros 800 metros de profundidad, pero los océanos más profundos también están absorbiendo más energía, dijeron.

Pero los autores del estudio y expertos externos dicen que lo preocupante no es el volumen de calentamiento, sino la rapidez con que el proceso se agrava. "Después de 2000, en particular, la tasa de cambio está empezando a presentar una rampa ascendente", dijo Durack.

"Estos hallazgos tienen consecuencias potencialmente graves para la vida en los océanos, así como para los patrones de circulación oceánica, las tormentas y la intensidad de las tormentas", dijo la profesora de Ciencias Marinas de la Universidad Estatal de Oregon Jane Lubchenco, ex jefe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).