Publicado: 04.03.2016 11:16 |Actualizado: 04.03.2016 11:16

Largos periodos electorales favorecen a los políticos de ideas extremistas

Los numerosos debates televisados, la transmisión de noticias constante y la cobertura en redes sociales, son la causa del aumento de las figuras con ideología más extremista.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El multimillonario Donald Trump, aspirante republicano a la Casa Blanca. /REUTERS

El multimillonario Donald Trump, aspirante republicano a la Casa Blanca. /REUTERS

MADRID.- Largos ciclos electorales, llenos de numerosos debates televisados, transmisión de noticias constante y cobertura en redes sociales, son la causa del aumento de los políticos extremistas.

Es la conclusión de un nuevo estudio de la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad de Miami, recién publicado en la American Economic Journal: Economics.

La investigación, que utiliza la teoría de juegos, encuentra que las campañas más largas, que ofrecen a los votantes más información sobre los candidatos a través de la cobertura de noticias las 24 horas y las redes sociales, centran la atención de los votantes más hacia el carácter de un candidato, aspectos tales como la honradez y la forma en que él o ella pronuncia sus discursos y se enfrenta en los debates, y deja en segundo plano sus posiciones políticas.



Con esto en mente, los políticos ahora tienen menos incentivos para moderar sus mensajes, una táctica utilizada a menudo con el fin de llevar a los votantes indecisos a las urnas ya que tienden a votar por los candidatos más moderados.

"Nuestra investigación muestra el impacto real asociado con las campañas más largas, más informativas, y quizás una razón por la que estamos viendo candidatos como Donald Trump y Bernie Sanders desenvolviéndose tan bien dentro de sus partidos" dijo Raphael Boleslavsky, profesor asistente de economía de la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad de Miami, que condujo el estudio junto con Christopher Cotton de la Universidad de Queens.

"Los candidatos basan sus plataformas sobre cómo capturar la mayoría de los votantes en relación con su oponente, así que nuestra investigación sugiere que el extremismo es probable que sea algo que veamos propagarse si los ciclos de campaña continúan extendiéndose más y más".

Según los investigadores, un ciclo de campaña más corta con menos tiempo para la saturación de los medios podría permitir a los votantes experimentar un mayor equilibrio de las posiciones políticas de un candidato y su carácter. Esto llevaría a los votantes a tener mayor conocimiento de causa y una mayor atención a las cuestiones de política. Además, el aumento del número de debates en un ciclo electoral, según el estudio, disminuye el incentivo para que los políticos se mantengan en posiciones moderadas.

Modelo matemático

Para este estudio, los autores desarrollaron un modelo matemático de una elección en la cual los partidos designan a candidatos con preferencias políticas por delante de una campaña que produce información acerca de sus características generales independientes de la política.

El modelo matemático utiliza las herramientas de la teoría de juegos, lo que permitió a los investigadores describir situaciones estratégicas y comprender incentivos estratégicos en una forma matemáticamente rigurosa. A continuación, resuelven las ecuaciones generadas por el modelo, lo que resulta en una robusta predicción sobre el nivel del extremismo político que los partidos políticos eligen, y cómo este nivel de extremismo cambia con la duración de la campaña política.

"Durante los próximos ocho meses, es probable que el pueblo estadounidense elija a su próximo presidente, no sólo por sus propuestas políticas, sino también por su rendimiento televisivo en los debates y discursos, y nuestra percepción de su carácter. Estas otras dimensiones puede que sean relevantes para la capacidad del candidato para dirigir, pero, por desgracia, hay un vínculo entre nuestra capacidad de aprender acerca de estas dimensiones y los candidatos definidos por el extremismo ideológico. Debido a que empezamos a pensar en nuestro próximo líder tan temprano, las políticas moderadas que muchos votantes quieren no pueden estar sobre la mesa".