Público
Público

Diez razones para elegir 'software libre' en los colegios

Tras la firma de un convenio entre Educación y Microsoft, el Cenatic insiste en su decálogo de las ventajas de estos sistemas sobre el uso de Windows

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la firma ayer de un convenio de colaboración entre el ministerio de Educación y la compañía de software Microsoft, que permite disponer de licencias del sistema operativo Windows 7 por un precio de 8 euros por licencia al año, la comunidad de software de código abierto volvió a exponer sus razones sobre la conveniencia del uso de sistema operativos 'libres' en el ámbito educativo.

La pasada semana, el Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en fuentes abiertas (Cenatic) se adelantaba a las reacciones sobre este acuerdo y elaboraba un decálogo que desgrana 'diez razones para elegir Software de Fuentes Abiertas en la educación'.

En el documento, que puede descargarse desde su página web, el centro asegura que el software de código abierto contribuye a formar personas libres, independientes, críticas y autónomas, además de permitir enseñar con herramientas adaptadas a la realidad del alumnado, creando una 'comunidad de conocimiento compartido'.

Además, ahondan en que el software 'libre' fomenta la independencia de las personas para elegir las herramientas del futuro, ya que éstas evolucionan rápidamente, lo que permite soluciones más eficaces de los problemas.

En este sentido, señala la experiencias ya desarrolladas de GNU/Linex en Extremadura y de Guadalinex en Andalucía como referentes a nivel mundial de la aplicación de estas tecnologías en educación. Destacan también los proyectos Linkat en Cataluña, Molinux en Castilla-La Mancha, MAX en Madrid, Lliurex en Valencia, Servidores Educativos en Navarra, Medusa en Canarias, como otros ejemplos de soluciones maduras en el entorno educativo español.

Otras ventajas que señala el decálogo del Cenatic es que el software de fuentes abiertas permite ahorrar costes en la implantación, el mantenimiento y la gestión de los centros educativos gracias al tipo de licencias que posee. Además, facilita que los alumnos dispongan en su casa de las mismas herramientas educativas que utilizan en su centro, de forma 100% legal, lo que garantiza de paso la seguridad.

Finalmente, el decálogo concluye con el empuje que supone para la innovación de productos y servicios a través de empresas locales el uso de este tipo de herramientas.