Público
Público

"Facebook es un nido de impostores"

Juan Faerman. Autor del libro 'Faceboom'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con 350 millones de usuarios, Facebook se ha convertido en el último gran éxito de Internet. Juan Faerman (Buenos Aires, 1971), también adicto a la red social, ha analizado el fenómeno en el libro Faceboom.

10 ¿Por qué más de 350 millones de personas han caído en Facebook?

Cada uno tiene una razón distinta, pero siempre está asociado con tener una sensación placentera. Por eso no existe la aplicación no me gusta.

9 ¿Ha cambiado nuestras relaciones?

El éxito de Facebook radica en la palabra amigo. El promedio está en tener 150 amigos. Eso es absurdo, ya que nadie los tiene en la vida real. Son relaciones totalmente diferentes. Facebook es sólo el manejo de un avatar que interactúa con otros avatares.

8 ¿Por qué no podemos tener más de 5.000 amigos en esta red social?

Mi teoría es que la red no quiere que haya gente más importante que otra. Es decir, nunca habrá una celebrity de Facebook.

7 ¿Ha destapado nuestra naturaleza exhibicionista?

Por supuesto. Está hecho para exponerse. Está ligado a la aprobación. Son los 15 minutos de fama de Warhol transformados en fama cada 15 segundos. Se utiliza para sentirse valorizado.

6 ¿Cree que es un reflejo de baja autoestima?

Desde luego, su función básica es subirte la autoestima. Y creo que sí es un reflejo de la soledad que siente mucha gente.

5 ¿Es un nido de impostores?

Sí, porque la verdad es la realidad. Facebook es una realidad ficticia.

4 ¿Quiénes la utilizan más, los hombres o las mujeres?

La propia red dice que hay más mujeres, aunque el porcentaje es muy parecido.

3 ¿Cuál es el futurode esta red social?

Yo creo que puede crecer muchísimo, sobre todo si se desarrollan más aplicaciones para el trabajo.

2 ¿Puede ser una herramienta peligrosa?

Si te la crees sí, ya que lo que nos despierta es nuestro afán por sentirnos queridos.

1 ¿Quiénes son los que todavía no están en Facebook?

Muchos lo hacen para diferenciarse del resto. Son los que decían que no querían móvil. Pero hay otros que no necesitan estas relaciones.