Público
Público

Una gran cosecha para 2010

La feria E3 cierra su edición de 2010, una de las mejores de los últimos años, marcada por el regreso de algunos clásicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Existe un lugar en el que aliens, magos, agentes secretos, guerrilleros y zombies sean capaces de convivir en paz rodeados de pin-ups ligeritas de ropa? Sólo en Los Ángeles. Cada junio, la megaurbecaliforniana se convierte durante unos días en la capital mundial de la fantasía gracias al E3, la mayor feria internacional de videojuegos. En la edición de este año, la decimoquinta desde que se inaugurara en 1995, han participado más de 300 compañías, que han presentado casi medio millar de títulos en una semana.

Más que una feria de video-juegos, el E3 es una carrera de resistencia. Es posible desayunar empuñando el mando de la Wii a modo de escudo y espada para ayudar a Zelda en su nueva aventura, quemar unas calorías jugando al fútbol antes de comer con KinectSpors (Xbox 360) y darse un baño de sangre Helgast en 3D con el Killzone 3 (PS3) antes de ir a cenar. La feria también ha servido para asistir a la resurrección de clásicos como Donkey Kong y comprobar que no siempre se cumple el dicho de que segundas partes nunca fueron mejores que las primeras. La cosecha de títulos de 2010 ha estado entre las mejores de los últimos años.

Una de las principales diversiones del E3 es comprobar cuántos de los descabellados rumores que sobre el mundo de los videojuegos inundan Internet a lo largo del año se hacen realidad durante la feria. A pesar de que los profetas de las filtraciones en la Red han estado más acertados que en otras ediciones, hay unos cuantos esperados títulos que no han pasado por las manos de los asistentes al evento.

Una de las diversiones es comprobar cuántos rumores se hacen realidad

Entre los pasillos del Convention Center de Los Ángeles se perdieron algunos títulos de los que estaban llamados a triunfar. ¿Qué pasó con ‘Milo'? El niño que nos puso a todos los pelos de punta en la presentación de Project Natal el año pasado no acudió a su presumible cita con el E3. Su creador, el Peter Molineux solo abrió la boca para anunciar ‘Fable III'. En el stand de Sony se echó de menos ‘The Last Guardian' el preciosista título que está desarrollando Team ICO, responsables del aclamado ‘Shadow of the Colossus'.

Tampoco hubo ni rastro del ‘Wii Vitality Sensor', que siquiera recibió una mención en la conferencia de Nintendo, a pesar de que pensaba lanzarlo justo después del E3. Sin embargo, Ubisoft mostró ‘Innergy', un extraño juego para controlar y tratar el estrés a través de un periférico similar al ‘Vitality Sensor'. Además, la compañía francesa presentó ‘Battle Tag', un juguete que a través de unas pistolas láser propone acertar en los contrarios sirviéndose del entorno para jugar. Alta tecnología con un ‘look' muy ochentero. 

Después de más de cinco años de desarrollo, el E3 ha mostrado el título de conducción más impresionante hasta la fecha. El nivel de realismo y detalle soporta la comparación con una fotografía real. Más de mil coches y un circuito que recorre las calles de Madrid.

El título de ‘Harmonix’ ha sido el que más ha movido a los visitantes de la feria. Incluirá 600 pasos de baile en 90 coreografías distintas, que se deberán imitar usando todas las partes de nuestro cuerpo. Es el título que mejor demuestra la capacidad de Kinect para reconocer el movimiento. 

La mayor sorpresa de la feria. Un título de puzles y plataformas atractivo por su atmósfera en blanco y negro. Su protagonista es un niño que debe superar los obstáculos para encontrar a su hermana. A pesar de no tener ni diálogos ni música, es adictivo. 

De mano del diseñador Warren Spector, un Mickey Mouse más oscuro de lo habitual debe salvar a sus compañeros animados con sólo dos armas: pintura y disolvente. Texturas actuales se mezclan con las de las películas de los 30, 40 y 50.

Que tiemble ‘World of Warcraft’ con este MMO: un faraónico proyecto ha costado más de 100 millones de dólares, con cientos de horas de juego y “más diálogos que en las seis temporadas completas de ‘Los Soprano”.