Público
Público

Series 'Colony' utiliza a los alienígenas como pretexto para recrear la ocupación nazi

Syfy estrena esta noche en capítulo doble a partir de las 22:00 horas ‘Colony’, una serie protagonizada por Sarah Wayne Callies y Josh Holloway en la que solo hay dos bandos, el colaboracionista y el de la resistencia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sarah Wayne Callies interpreta a Katie, la madre de la familia Bowman, en la serie 'Colony'.

Sobre el papel, una sociedad distópica en la que unos alienígenas han invadido la Tierra sometiendo a sus habitantes y en la que una familia, los Bowman, se convierte en el vehículo para contar una historia de ciencia ficción un tanto singular. Colony, creada por Carlton Cuse y Ryan J. Condal, es algo distinta a otras series de invasiones extraterrestres como pueden serlo V y Falling Skies. Aquí los aliens, al menos de entrada, no hacen acto de presencia. Lo que se ve son humanos sometiendo a humanos. A una población, la de Los Angeles, dividida entre colaboracionistas y resistencia. Porque Colony, como explicaba Sarah Wayne Callies a su paso por Madrid para hablar de la serie que esta noche estrena Syfy, “está basada en la ocupación nazi de Europa durante la Segunda Guerra Mundial”.

Dirigida en su arranque por Juan José Campanella (los tres primeros episodios a los que ha dado acceso el canal antes de su estreno en España y alguno más en la segunda temporada), se presenta como la historia de una familia que intenta sobrevivir en una ambiente enrarecido, hostil y opresivo en el que no hay libertad ni de movimiento ni de pensamiento. Katie (Sarah Wayne Callies) y Will (Josh Holloway) Bowman tienen que enfrentarse a la difícil decisión de “sacrificar sus valores para proteger su seguridad o sacrificar su seguridad para hacer lo que creen que es lo correcto”, explica Sarah Wayne Callies. En juego, el bienestar de sus tres hijos, los dos que aún conservan a su lado y un tercero, el mediano, que quedó aislado al otro lado del muro cuando se produjo la invasión.

Sarah Wayne Callies: "Katie no le cuenta a su marido lo que está haciendo para protegerle. Estas son las decisiones que resultan de una dictadura y de una ocupación"

Cada uno elige un lado de la línea siguiendo sus instintos de supervivencia y creyendo que hacen lo mejor para los suyos. Katie decide arriesgarse a espaldas de su marido, aunque a la protagonista de Colony no le gusta hablar de “traición” porque “ella está defendiendo a sus hijos, a su especie, a su familia. No hay traición. Ella no le cuenta a su marido lo que está haciendo para protegerle. Estas son las decisiones que resultan de una dictadura y de una ocupación. Katie está convencida de que no basta con proteger el cuerpo de sus hijos, porque la ocupación puede afectar su espíritu y su forma de pensar”.

El régimen político que plantea esta producción televisiva es el de una dictadura que, como todas, basa en el uso de la fuerza y el miedo a las represalias los cimientos de su poder. Los alienígenas son los invasores, pero para llevar a cabo su plan cuentan con el apoyo de una parte de la humanidad que decide colaborar con ellos y, a cambio, obtener ciertos privilegios y una parcela de poder controlado. Lo que se ve y en lo que se profundiza en Colony es en la división social en un ambiente viciado escenificado en Los Angeles. “Es una serie sobre una familia que vive en unas circunstancias muy complicadas. Los aliens están ahí porque molan, son los que nos dan las circunstancias en las que se desarrolla la ocupación humana. Son los propios hombres los que están oprimiendo a la sociedad y ahí es donde está la historia interesante. Vamos viendo la serie a través de los ojos de la familia”, explica Sarah Wayne Collies.

Guerras civiles y dictaduras que dividen familias

La idea que predomina es que “tanto Will como Katie actúan por convicción y lo hacen porque quieren proteger al otro. En todos los países a lo largo de la historia este tipo de situaciones han destrozado familias. En la Guerra Civil americana había padres e hijos luchando en frentes distintos y lo mismo ocurrirían probablemente en la Guerra Civil española. Durante la ocupación nazi en París, quizá había gente que trabajaba para la resistencia y otros, para el gobierno de Vichy”. La actriz, protagonista también de una serie de superviviencia familiar como The Walking Dead, cree que una de las funciones de Colony es “ser tan fiel a la historia como podemos”. Ella se muestra esperanzada ante la idea de que el hecho de plantear este tipo de historias en la pantalla pueda contribuir de alguna manera a aprender la lección de los errores cometidos y que esto “se quede en el pasado y no forme parte de nuestro futuro”.

"En la segunda temporada el mundo se amplía, salimos fuera de Los Angeles, vamos entendiendo más sobre los aliens y vamos respondiendo a algunas preguntas"

Ambientada en Los Angeles, su protagonista avisa de que su universo, del que se dan algunos apuntes interesantes en los tres primeros episodios, se extiende con el paso de las temporadas. “En la segunda el mundo se amplía, salimos fuera de Los Angeles, vamos entendiendo más sobre los aliens y vamos respondiendo a algunas preguntas. Y en la tercera temporada [que acaba de estrenarse en EEUU] salimos de California, vamos entendiendo qué está pasando en otros sitios del mundo, tanto de Europa como de América del Sur, y aprendemos todavía más sobre los aliens”, avanza Sarah Wayne Callies. Sobre cuándo aparecerán los extraterrestres, advierte que no habrá que esperar mucho.

Josh Holloway interpreta a Will, marido de Katie, en la serie 'Colony'.

Aunque exista cierto interés en echar un vistazo a cómo son esos invasores venidos del espacio, lo cierto es que Colony sobrevive muy bien en sus primeros capítulos sin necesidad de ellos. Cómo explicaba la actriz de Prison Break, son una excusa para contar una historia sobre la resistencia y el colaboracionismo durante la Segunda Guerra Mundial en Europa a manos de los nazis, pero también en otros muchos lugares y épocas. “Juan José Campanella, que es el director de algunos capítulos, creció en Argentina. Y todos sentimos que esta es una historia muy global. España sobrevivió a la dictadura de Franco. En Italia han tenido a Mussolini. En Corea del Norte se podría decir que hay una dictadura. A la hora de hablar de la resistencia estamos hablando de Irlanda del Norte, de Sudáfrica. Es una situación y una historia muy global. Como se desarrolla en inglés, en una cadena americana, se centra en EEUU, pero según se va desarrollando la historia se traspasan las fronteras de Estados Unidos y creo que es muy importante que haga eso porque a los seres invasores no les importan los países, lo que les importa es el planeta”, analiza.

Los "hombres fuertes" de Gibson y Cruise

"Antes una protagonista femenina solo existía para dar más información sobre el protagonista masculino. Eso está cambiando ahora"

Compuesta de 10 capítulos en su primera temporada, una de las cosas que llama la atención de Colony, además de la ausencia de alienígenas, es la fuerte presencia y lo bien perfilado que está el personaje de Katie. La ficción televisiva ha mejorado y avanzado mucho en este sentido. Cada vez son más los personajes femeninos con entidad propia, pero aún queda camino por andar. Preguntada al respecto, Sarah Wayne Callies, que ha dado vida a más de un buen personaje en la pantalla, reconoce que ambos extremos son ciertos. “Desde luego que hay papeles actuales más interesantes, sobre todo en televisión. Antes una protagonista femenina solo existía para dar más información sobre el protagonista masculino. Eso está cambiando ahora. Espero que cambie más cuando haya más guionistas mujeres, cuando haya más directoras. De hecho, yo he dirigido un capítulo de Colony. Necesitamos a más mujeres en la financiación”, explica.

Sin embargo, esta actriz estadounidense es de la opinión de que para contar historias femeninas y que estas gusten “no hace falta ser mujer, sino darse cuenta de que benefician a todo el mundo”. Pone como ejemplo el caso en el cine de Black Panther: “No es una historia para la población negra. Es una historia que ha batido récords en todo el mundo. Los productores ya no pueden decir,: ‘Esta es una historia para la población negra y no va a recaudar dinero’. Necesitamos que eso pase también con las mujeres. Ha ocurrido ya con Wonder Woman y Los Juegos del Hambre, pero son pocas en comparación con el resto de películas que se plantean en Hollywood. Estamos esforzándonos en ello, pero queda trabajo por delante”.

Para acabar, una reflexión que propone desde su experiencia como actriz con infinidad de entrevistas acumuladas a sus espaldas. “Respondo a muchas preguntas sobre las mujeres fuertes a las que interpreto y creo que nunca se le plantea a un hombre como Mel Gibson que por qué interpreta a tantos hombres fuertes. Tampoco creo que se lo pregunten a Tom Cruise, pero me resulta interesante que a mí, como actriz, me lo pregunten. Yo no las veo como mujeres fuertes. Para mí son mujeres simple y llanamente”.